¿Cuáles son las Causas de los Gases y la Hinchazón en el Estómago?

Los gases forman parte de un proceso natural del sistema digestivo, pero cuando se experimenta con frecuencia, pueden indicar distensión abdominal u otras afecciones que puedan estar afectando el aparato digestivo.

¿Qué es la Distensión Abdominal?

Cuando existe hinchazón y dolor en la zona ventral, probablemente se trate de una distensión abdominal, una afección muy común que se experimentamos cuando comemos en exceso.

La sensación de aumento en el área abdominal puede identificarse con el agrandamiento visible de la cintura, aunque no siempre suele ser visible. Por lo tanto, conviene saber que existe cierta diferencia entre la distensión y la hinchazón abdominal, aun cuando ambas pueden manifestarse al mismo tiempo.

De esta manera, cuando los dolores causados por la acumulación de gases interfieren en nuestras actividades diarias, es necesario buscar soluciones prácticas que nos permitan aliviar la inflamación y erradicar los gases de forma amena.

De tomar las medidas necesarias y no obtener los resultados esperados, conviene consultar al médico cuanto antes, para confirmar o descartar cualquier otra patología.

¿Cómo se Producen los Gases y la Hinchazón Estomacal?

Primeramente, es importante saber que tanto los gases como las flatulencias se producen de manera distinta. La mayoría de los eructos, por ejemplo, se originan por la retención del aire en el esófago, por lo que el cuerpo intenta expulsar el exceso de aire mediante los eructos.

La acumulación del aire sucede cuando comemos o bebemos muy rápido, e incluso si hablamos demasiado mientras ingerimos nuestros alimentos. Por otra parte, el reflujo gastroesofágico, al promover el aumento de la deglución, también puede causar distensión abdominal, al estimular la producción de gases de manera crónica.  

En casos más “graves”, los eructos pueden deberse a una inflamación del revestimiento estomacal o a alguna infección causada por alguna bacteria. Sin embargo, en estos casos en particular, también tendemos a experimentar acidez, dolor abdominal y otros síntomas.

En líneas generales, la acumulación de gases en el intestino o en el colon (las flatulencias), se deben a una mala digestión o a la fermentación de alimentos que el aparato digestivo no puede descomponer completamente.

En conclusión, la absorción deficiente de alimentos, en especial de carbohidratos, pueden alterar las funciones de las bacterias útiles para el aparato digestivo, causando estreñimiento y otras molestias leves.

Vientre Hinchado con Frecuencia

A menudo, las personas pueden sufrir de distensión abdominal de manera frecuente, de manera que los síntomas no suelen aliviarse con el simple hecho de eructar, despedir gases o evacuar.

Por lo tanto, es esencial recurrir a un cambio drástico en la dieta diaria, además de optar por la correcta medicación en cuestión. En este sentido, es importante reconocer nuestro nivel de sensibilidad con respecto a la distensión abdominal y a la producción de gases, para tomar medidas contundentes lo antes posible.

De esta forma, cuando la distensión y la hinchazón abdominal suelen ser frecuentes, es probable que se deban a la manifestación de enfermedades orgánicas, como es el caso de la enteritis infecciosa aguda o la isquemia intestinal.

Síntomas de la Hinchazón Estomacal

Como bien se dijo anteriormente, los signos comunes de la distensión abdominal son la presencia de gases y flatulencias, más la sensación de hinchazón y malestar abdominal. No obstante, los casos más graves, conllevan a la experimentación de:

  • Sangrado al evacuar.
  • Pérdida del peso.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Acidez estomacal.
  • Fiebre.

Enfermedades que Conllevan a Tener el Abdomen Hinchado

Cuando los síntomas se agravan, probablemente se deban a una enfermedad en específico asociada con la hinchazón, la mala absorción de alimentos y la distensión abdominal crónica.

Por consiguiente, algunas de las enfermedades que agravian la sensación de malestar abdominal son:

  • La isquemia intestinal aguda: Asociada con la insuficiencia cardíaca y la insuficiencia mesentérica, la cual produce un nivel considerable de hinchazón antes de detonar el verdadero cuadro clínico de la patología.
  • Ascitis: La ascitis en los pacientes con cirrosis hepática conlleva a la manifestación del dolor abdominal, es decir, a la distensión abdominal predominante.
  • Enfermedades neoplásicas: Obstaculizan el flujo aboral por el tracto gastrointestinal, produciendo hinchazón y distensión abdominal.

¿Cómo Podemos Prevenir la Inflamación de la Barriga?

Existen muchas maneras de prevenir y evitar la distensión abdominal repentina, siendo el cambio en nuestra dieta diaria una de las principales recomendaciones a tomar en cuanta si somos sensibles a la acidez estomacal y otras dolencias.

  • Evite consumir alimentos pesados.
  • Evite la goma de mascar.
  • No recurra a las pajillas para beber de manera frecuente.
  • Reduzca el consumo de bebidas carbonatadas.
  • Reduzca la ingesta de alimentos y bebidas con fructosa.
  • Coma despacio y con moderación.
  • Consuma alimentos y suplementos ricos en fibra.
  • Evita los productos lácteos de ser intolerantes a ellos.
  • Reduzca o elimine el consumo de tabaco.

Diagnóstico de la Tirantez Abdominal

Durante el diagnóstico, el médico realizará una serie de exámenes físicos y hará preguntas referentes a los síntomas para determinar las causas que llevaron a la experimentación de los signos.

En la mayoría de los casos, la distensión abdominal no es grave, pero para descartar la posibilidad de alguna otra afección, el médico probablemente recomiende llevar a cabo otra serie de exámenes, los cuales generalmente consisten en radiografías y tomografías computarizadas.

Preguntas para Hacer a su Médico

Durante la cita médica, procure realizar las siguientes preguntas para tener mayor información sobre su caso:

  • ¿Necesito hacer alguna prueba para saber si soy intolerante a la lactosa?
  • ¿Por qué ciertos alimentos me producen hinchazón y gases cuando antes no lo hacían?
  • ¿Qué debo hacer si soy diabético o sufro alguna enfermedad cardíaca?
  • ¿Es prudente realizar otros exámenes?
  • ¿Cómo puedo cambiar mi dieta diaria?

Tratamiento Contra la Distensión Gástrica

Pregunte a su médico sobre los medicamentos que pueden aliviar los gases y la inflamación abdominal. La simeticona o pastillas con carbón activado, podrían ser útiles para tales circunstancias, mientras que los probióticos suelen implementarse dentro de la dieta diaria para aliviar el malestar, y descontaminar el organismo.

Por otro lado, los ingredientes herbales como el té de manzanilla, el anís y la cúrcuma pueden ingerirse para desinflamar y calmar los dolores producidos por la acumulación excesiva de gases.

Acude a tu médico de confianza lo antes posible si los síntomas no alivian y crees estar sufriendo complicaciones con el paso del tiempo.

 

También Debes Leer  【PORQUE ME SALEN VERRUGAS EN EL ANO】5 Causas Principales

 

 

 

 

 

 

error: Content is protected !!