¿Por qué tengo dolor de muelas si no tengo caries y cómo puedo aliviarlo?

 

A pesar de que el dolor de muelas se relaciona directamente con la aparición de caries, lo cierto es que las causas pueden involucrar otras patologías dentales que requieren tratamientos específicos. 

¿Por qué duelen las muelas y los dientes? 

Para empezar, el dolor de muelas se produce como consecuencia del desgaste de la superficie dental o por alguna afección en el tejido gingival (encía). 

Si bien ambos casos pueden causar molestias en las muelas, cada afección es distinta. De la misma forma, cabe destacar que no es lo mismo sentir dolor en las muelas (o dientes) que en las encías.  

En este sentido, cabe destacar que las infecciones bucales se relacionan directamente con la sensación de malestar. Aunque también hay que mencionar los dolores irradiados y las neuralgias entre las posibles causas. 

Principales causas

Como ya se ha mencionado con anterioridad, existen patologías dentales que pueden producir dolor en mayor o en menor medida dependiendo de la gravedad: 

  • Muelas del juicio: La erupción de las muelas del juicio tienden a causar dolor cuando no tienen suficiente espacio. En estas circunstancias, las muelas pueden causar dolor e inflamación en la zona.    
  • Fractura del esmalte dental: Muchas veces el esmalte dental se fractura y no somos conscientes de ello. Por ello, es común sentir dolor a causa de las grietas o las fisuras en el esmalte bucal. 
  • Hipersensibilidad dentinaria: Este tipo de afección tiende a deteriorar el esmalte y/o la encía. Razón por la cual se genera el dolor por causa de la inflamación y el desgaste generado por la patología. 

Otros dolores se relacionan con afecciones mucho más graves. Desde infecciones en las encías hasta diabetes y enfermedad coronaria, por tan sólo citar algunos. 

Gingivitis

También Debes Leer  Hipoplasia del Esmalte: ¿Cuáles son las Causas, los Síntomas y el Tratamiento?

Una enfermedad periodontal común que afecta a las encías es la gingivitis. Esta afección tiende a inflamar e irritar la base de las encías que rodea a las muelas y dientes, llegando a causar hinchazón, picazón y dolor en las piezas dentales.   

De no tratarse a tiempo, la gingivitis puede transformarse en periodontitis. Una enfermedad que a largo plazo puede destruir el esmalte dental hasta ocasionar fracturas y pérdida de los dientes. 

Para reducir la posibilidad de sufrir gingivitis es importante realizarse controles dentales regulares. Asimismo, se recomienda cambiar los hábitos de higiene para evitar la formación de placa en los dientes y la inflamación en las encías por infección

Periodontitis

La periodontitis es un tipo de infección de las encías que afecta principalmente al tejido blando. Sin tratamiento, la infección puede destruir el hueso de los dientes, produciendo dolor y haciendo que se aflojen o se fracturen las piezas dentales. 

Este tipo de infecciones se manifiestan a consecuencia de una gingivitis no tratada, de manera que la higiene bucal está sumamente relacionada con estos casos. En este punto como pacientes debemos acudir inmediatamente al odontólogo para contrarrestar los daños generados por la infección. 

Por lo tanto, serán necesarias las revisiones dentales para hacer seguimiento y mejorar nuestra condición higiénica significativamente. Esto aumenta las  posibilidades de un tratamiento efectivo, y reduce el nivel de deterioro progresivo en las muelas y dientes. 

Abscesos dentales 

También Debes Leer  ¿Qué Tipos de Blanqueamientos Dentales Existen?

Los abscesos dentales son el resultado del pus acumulado a causa de una infección bacteriana. Asimismo, existen diferentes tipos de abscesos. El absceso periapical y el absceso periodontal

Como ambos casos pueden causar dolor independientemente de las causas, los dentistas deben drenar el absceso para erradicar la infección bucal y mejorar las condiciones del paciente. 

Bruxismo 

El bruxismo es el movimiento inconsciente que consiste en apretar o rechinar los dientes. Debido al roce constante que produce el rechinamiento, el esmalte dental de los dientes suele desgastarse al punto de aumentar la sensibilidad dental del paciente y provocar dolor dependiendo de la gravedad del caso.   

Las causas están relacionadas con el estrés y la ansiedad, aunque la forma y posición de la mandíbula también influyen en la alineación de los dientes. Por lo tanto, será necesario acudir al odontólogo para tomar el tratamiento adecuado y aliviar el dolor causado por la patología. 

Cáncer bucal 

También Debes Leer  ¿Qué es la Amelogénesis Imperfecta? Diagnóstico y tratamiento

En el peor de los casos, el cáncer bucal puede ser el responsable de un dolor de muelas recurrente. Las manchas blancas y rojas, además de los bultos y las llagas, son síntomas comunes de un tumor maligno. 

No obstante, el diagnóstico final dependerá de la experiencia del profesional. Si el dolor es frecuente y existe dificultad al masticar, tragar o mover la lengua, entienda que debe acudir al dentista lo más pronto posible. 

Además, recuerde que el diagnóstico precoz es fundamental, ya que puede aumentar las probabilidades de vida significativamente. 

¿Cómo aliviar el dolor de muelas? 

Si bien es necesario acudir al odontólogo lo más pronto posible, los especialistas ofrecen una serie de recomendaciones para aliviar el dolor de muelas: 

  • Usar compresas frías en la zona afectada para neutralizar el nervio de la muela o del diente. 
  • Consumir un analgésico suave como calmante. 

Recomendaciones adicionales

  • Evite consumir antibióticos a manera de automedicación, ya que correría el riesgo de tomar el medicamento incorrecto o en dosis inadecuadas. 
  • No abuse de los analgésicos para aliviar el dolor. 
  • Acuda lo más pronto posible a su odontólogo de confianza para que le prescriba el tratamiento adecuado.

Para más información, hable con un especialista sobre el caso. La salud es lo primero.