¿Qué Métodos se Emplean para una Operación de Presbicia?

Algún tiempo después de los 40 años, todos empezamos a tener problemas para leer de cerca cuando la letra es pequeña. Este cambio, perfectamente normal del ojo a medida que envejece se denomina presbicia.

La presbicia se define como la pérdida de la función acomodativa del lente cristalino del ojo, debido a que a medida que se envejece esta estructura pierde su flexibilidad, lo que dificulta el enfoque de los objetos cercanos, a causa de esto la persona debe alejar los objetos para poder observarlos nítidamente.

En el pasado, las únicas soluciones para la presbicia eran las gafas de lectura o bifocales. Pero afortunadamente, ahora hay muchas maneras de superar los desafíos de la presbicia, incluyendo una variedad de opciones quirúrgicas que pueden ayudarte a mantener un estilo de vida libre de gafas.

5 Técnicas Quirurgicas para la Vista Cansada

Siempre se busca la elección de la técnica más adecuada para cada caso específico. He aquí un resumen de los métodos que se emplean para una operación de presbicia y de los cuales disponemos en la actualidad.

1.- Incrustaciones corneales

Las incrustaciones corneales son una nueva y excitante opción para la corrección de la presbicia. En este método, unos diminutos lentes se implantan en la córnea de un ojo para mejorar la visión de cerca sin causar ninguna pérdida significativa en la visión de lejos.

Estas incrustaciones se colocan por lo general en la porción anterior del estroma corneal del ojo no dominante. Un procedimiento de incrustación corneal generalmente toma sólo de 10 a 15 minutos. Se crea una pequeña bolsa en la córnea con un láser y el cirujano coloca la incrustación sobre el centro de la pupila.

El bolsillo corneal se sella por sí solo sin necesidad de puntos de sutura. Además de ser mínimamente invasivas, las incrustaciones corneales pueden ser removidas y reemplazadas si los resultados visuales no son tan claros como se desea.

2. la Queratoplastia Conductiva (ck)

La queratoplastia conductiva (CK) es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo que utiliza energía de radiofrecuencia (RF) para cambiar la forma de la córnea y proporcionar una visión cercana más nítida sin gafas o lentes.

También Debes Leer  【Porque Veo Como una Mancha Flotante en mi Ojo】

En lugar de un bisturí o un láser, la CK libera energía de radiofrecuencia a través de una sonda tan delgada como una hebra de cabello humano, sin cortar o remover tejido. Después de la aplicación de un anestésico tópico, la energía de radiofrecuencia se aplica en un patrón circular para encoger pequeñas áreas de tejido corneal.

Este patrón de restricción circular crea una banda constrictiva (algo similar al ajuste de un cinturón), aumentando la curvatura general de la córnea. El resultado es algo así como usar un lente de contacto bifocal.

El procedimiento completo dura unos tres minutos, y la mayoría de los pacientes informan de resultados positivos inmediatos luego del CK. Después de este tipo de cirugía ocular, puede haber algunas molestias leves que se alivian con gotas o analgésicos.

Poco después de someterse al procedimiento de CK, los pacientes tendrán una mejor capacidad para enfocar objetos cercanos sin ningún efecto drástico en la visión de lejos. Se debe informar a los pacientes que la corrección completa de la visión puede tardar varias semanas en manifestarse.

3.  La Monovisión LASIK

La monovisión es una técnica utilizada por los médicos para corregir la presbicia con lentes de contacto. Con la monovisión, un ojo es apto para corregir completamente su visión de lejos, mientras que el otro ojo es apto para corregir su visión de cerca.

Si bien puede sonar extraño, la monovisión realmente funciona. El mismo enfoque que los médicos utilizan para ajustar las lentes de contacto con la técnica de monovisión se puede aplicar al LASIK.

La monovisión LASIK generalmente se recomienda para la presbicia sólo si la persona también tiene errores refractivos como la miopía, la hipermetropía y/o el astigmatismo, los cuales serán tratados con el procedimiento.

Cuando la mayoría de las personas piensan en el LASIK, erróneamente creen que se liberarán del uso de anteojos. Sin embargo, es posible que la típica cirugía ocular LASIK no proporcione los resultados de visión nítida sin gafas que la mayoría de los pacientes esperan.

Si bien el LASIK es ideal para mejorar la visión lejana, las personas con presbicia deben seguir confiando en los anteojos para leer y/o tener una visión clara de cerca. La única diferencia es que no tendrán que usar los aparatosos lentes bifocales o multifocales y los cambiarán por un par de anteojos para leer cuando la letra es muy pequeña.

También Debes Leer  Qué es el Astigmatismo, qué Grados Tiene y Como se Puede Tratar

4. Intercambio de lentes refractivas

El cambio de lente refractiva (RLE) es un procedimiento más invasivo que se puede utilizar para la corrección de la presbicia. En este procedimiento, se extrae el cristalino del ojo y se reemplaza con una lente que se ubica en el interior del ojo (IOL) que es idéntica al tipo de IOL utilizado en la cirugía de cataratas.

El reemplazo del cristalino del ojo se hace por una IOL multifocal o una IOL acomodativa. Además de proporcionar una visión clara a distancia, estas lentes intraoculares de alta calidad también ayudan a restaurar la visión de cerca.

Debido a los posibles riesgos de rechazo, infecciones u otras causas, este procedimiento solo es recomendable cuando el cristalino ya está nublado debido a la presencia de una catarata, así se sustituye la lente endurecida y opaca por una lente artificial multifocal. Con este sistema el ojo podrá enfocar de cerca, a distancias intermedias y desde lejos sin necesidad de gafas.

5.- Corrección con Láser para la Presbicia

Este es un tratamiento útil para las personas que encuentran que tanto su visión de cerca como la de lejos se han deteriorado con la edad, lo que significa que necesitan anteojos para ver correctamente.

La técnica le devuelve una gran autonomía a la hora de ver sin lentes a cualquier distancia. Actividades como conducir, ver la televisión, caminar, hacer deporte, trabajar con un ordenador o chequear el teléfono móvil pueden volver a llevarse a cabo de forma natural, sin gafas ni lentes de contacto.

El procedimiento se basa en la modificación de la esfericidad corneal mediante el empleo de un láser; también utiliza las técnicas de monovisión y visión mixta. De esta manera, el sistema óptico puede enfocar tanto objetos distantes como cercanos en la retina, permitiéndole ver al paciente a cualquier distancia.

Luego de la intervención, un ojo puede ver a la distancia mientras que el otro se especializa en ver de cerca. Dado que el acto de ver es una actividad binocular (ver con ambos ojos al mismo tiempo), el resultado es un sistema visual útil y funcional.

 

error: Content is protected !!