Saltar al contenido

¿Cómo es un cobro de deudas extrajudicial?

 

Las deudas siempre han sido un tema controversial, y no es para menos. Hablamos de obligaciones pendientes que incluso pueden llegar a cobrarse antes de llegar a juicio cuando dependen del cobro de deudas extrajudicial.

Dicho esto, podemos decir que una deuda extrajudicial es el tipo de obligación que depende de la acciones que maneja un Despacho de Cobranza. Sin embargo, este proceso obedece a una serie de fundamentos que permiten una gestión de cobro responsable.

Este mecanismo sirve para plantear alternativas inteligentes durante el proceso de cobro. De esta manera, el acreedor puede optimizar tiempo, esfuerzos y dinero si sabe cómo plantear un plan estratégico acorde a sus necesidades.

¿En qué consiste el cobro de deudas extrajudicial?

Prueba Amazon Prime Gratis

El cobro de deudas extrajudicial es la actividad que lleva a cabo una entidad financiera. Dicha actividad puede realizarse de manera directa o a través de un Despacho de Cobranza con el fin de solicitar el pago de las deudas del deudor.

De la misma manera, el cobro de deudas extrajudicial también se implementa para negociaciones o estructura de créditos, préstamos y financiamientos. Si bien esta modalidad se aplica en casos de deudas vencidas que se han intentado cobrar amistosamente, igualmente se establece el cobro de deudas extrajudicial para juicios monitorios.

También Debes Leer  Cuales son los Pasos para Salir del ASNEF con Éxito Pagando la Deuda

A su vez, es importante señalar que este proceso no tiene fecha de caducidad. Si el acreedor ha cobrado parte de la deuda de manera amistosa, pero todavía no ha cobrado la deuda en su totalidad, la gestión de cobro extrajudicial se presenta como una opción válida para el afectado.

Para comenzar dicho procedimiento, será necesaria la asesoría profesional de profesionales de cobro. Estos ofrecerán información detallada de cada etapa.

Tipos de deudas con respecto al cobro extrajudicial

Para iniciar el proceso de cobro extrajudicial primero hay que conocer el tipo de deudas a analizar.

  • Deuda por vencer: Es el tipo de deuda activa que se produce después de adquirir un producto o servicio y vence una vez finalice el plazo de pago.
  • Deuda morosa: Es la deuda que vence una vez pasa la fecha comprometida de pago por haber adquirido un producto o servicio. Por consiguiente, cuando una deuda pasa a ser morosa, el acreedor tiene derecho a iniciar el proceso de cobro extrajudicial.

¿Cuándo iniciar el proceso de cobranza?

El proceso de cobranza debe iniciar antes de que venza el plazo de la deuda por vencer. Hecho esto, el proceso debe fortalecerse cuando vence el plazo de pago y la deuda para a ser morosa.

En este punto, conviene contratar a un profesional experto en la materia, puesto que las empresas tienen distintos métodos de cobranza que funcionan para presionar al deudor, incluso antes de caer en estado de morosidad.

Dicho método comienza con la cobranza preventiva y procede con la cobranza extrajudicial cuando la deuda llega a su fecha límite. No obstante, es necesario comprender que si bien las empresas tienen derecho de exigir el pago de las deudas, dichos métodos no pueden causar daños a la privacidad de los deudores.

También Debes Leer  Cómo recuperar facturas impagadas y poder cobrarlas

Cobranza preventiva

Antes de iniciar el proceso de cobranza extrajudicial, las empresas suelen empezar por la cobranza preventiva. Este tipo de cobranza comienza durante la deuda por vencer, es decir, antes de que venza el plazo del pago en cuestión.

Las empresas suelen hacer llamadas telefónicas, enviar mensajes de textos y estados de cuentas para ejercer presión inmediata. Además, si las deudas tiene relación las con las tarjetas de crédito, esta metodología suele ser la más efectiva.

Cobranza extrajudicial

Si vence el plazo de pago y el acreedor aún no recupera su dinero, la persona natural o jurídica tiene derecho a iniciar el proceso de cobranza extrajudicial. En dicho proceso, las empresas implementaran herramientas profesionales para poder recuperar el dinero sin tener que tener que ir a juicio.

La cobranza judicial comienza a los 21 días después de vencer la deuda, y las visitas personales y formales se presentan como una opción válida para informar al deudor sobre la situación actual.

Si durante esta nueva metodología el deudor paga, automáticamente finaliza el proceso, pero si la persona morosa sigue sin pagar, daremos paso a otra etapa: la cobranza judicial.

¿Existen reglas a respetar cuando inicia el proceso de cobro de deudas extrajudicial?

Inicialmente, la cobranza por deudas extrajudicial puede considerarse un método invasivo. Si bien puede llegar a hacerlo, la Ley establece que toda empresa está en el derecho de exigir el pago de deudas siempre que el método de cobranza no cause daños ni interrupción a la privacidad de los deudores.

También Debes Leer  Como Puedo Enviar Dinero al Extranjero por Internet de Forma Segura

Dicho esto, las empresas en medio de cobranzas extrajudiciales deben respetar una serie de reglas durante la cobranza extrajudicial:

  • Si va a realizar llamadas telefónicas, las mismas deben ser de lunes a sábados entre las 8:00 y las 20:00 horas. Las llamadas deben hacerse con moderación y no exceder el límite de 2 llamadas por semana, en el caso de no lograr contacto la primera vez.
  •  No podrá notificar la deuda a terceras personas.
  • No podrá enviar escritos que aparenten ser de naturaleza judicial.
  • No puede afectar la funcionalidad y normalidad del hogar o del espacio de trabajo del deudor.

También cabe destacar que el cobro de deudas extrajudicial se presenta como método alternativo para evitar los gastos excesivos de la cobranza judicial. Por esta razón, conviene considerar la asesoría de una empresa experta en el caso para solventar la problemática lo más pronto posible y por el bien de los involucrados.

¿Es recomendable contratar una empresa de recobro?

La utilidad de una empresa siempre dependerá del tipo de acreedor y deudor, además del contexto económico pertinente. Dicho esto, podemos decir que esta alternativa resulta útil es épocas de bonanza económica, por ejemplo, y termina presentando cierta desventaja en momentos de crisis.

La asesoría profesional siempre será necesaria en estos temas. Es importante analizar el contexto de cada caso en particular y tomar una decisión contundente en base a ella.

Si pretende iniciar un proceso de cobro de deudas extrajudicial o está en medio de uno, busque ayuda profesional para complementar y mejorar su condición actual.

Sin duda, es lo más recomendable. ¡Éxito!