¿Cómo se Contrae una Infección por el Uso del DIU?

HOY SABRAS, TU NOTICIERO DIGITAL

 

Como bien sabemos, el uso del DIU puede generar ciertas infecciones vaginales en mujeres mayores de 30 años, a pesar de ser casos poco frecuentes e inusuales.

No obstante, si has elegido el DIU como método anticonceptivo, será necesario conocer las ventajas y desventajas de su uso, además de los factores de riesgo y las enfermedades pélvicas relacionadas con el aparato.  

Por ende, es importante recordar que el DIU, al igual que cualquier otro mecanismo anticonceptivo, está sujeto a riesgos y complicaciones que derivan de su uso a largo plazo.  

Además, al tratarse de un dispositivo que se introduce en el interior del cuerpo femenino, es vital que la mujer respete las medidas preventivas que ayudan a prevenir posibles infecciones futuras.

Infección por el uso del DIU

Las infecciones por el uso del DIU, a pesar de ser poco frecuentes, se relacionan con alergias al tipo de material utilizado en la fabricación del DIU y otros factores de riesgo de origen variable.

No obstante, las infecciones genitales debido al DIU generalmente se producen después de los primeros 30 días de la inserción del dispositivo, y no al finalizar dicho periodo de tiempo.  

Dispositivos Intrauterinos (DIU) y los Cambios Bioquímicos

Al ser un dispositivo intrauterino que interfiere con el paso de los espermatozoides, las diferentes reacciones bioquímicas relacionadas con el tipo de material del DIU, son capaces de producir cambios bioquímicos e histopatológicos que a su vez, generan efectos secundarios.

Si bien el riesgo es mayor en las mujeres mayores de 30 años, se ha comprobado que el cobre tiene efectos inhibidores sobre el metabolismo celular endocrino.

Como dichos efectos terminan alterando las actividades de la fosfatasa alcalina y la beta-glucosidasa, las infecciones intrauterinas suelen manifestarse a través de lesiones y cambios en el flujo vaginal de la mujer afectada.

Complicaciones por el Uso del DIU de Cobre

Antes de recurrir al uso del DIU, debemos descartar o confirmar posibles alergias al cobre. A su vez, es importante recurrir al ginecólogo para que el especialista en cuestión lleve a cabo el procedimiento con materiales certificados y esterilizados.

Como el DIU de cobre es un dispositivo intrauterino de funcionamiento mecánico, será necesario evitar la proliferación de bacterias causantes del desarrollo de infecciones pélvicas inflamatorias.

Para descargar posibles complicaciones, debemos estar atentas a posibles cambios en el flujo menstrual, además del dolor o el sangrado esporádico o recurrente.

Del mismo modo, se recomienda comprobar periódicamente el estado de los hilos del dispositivo. Si están más largos o mucho más cortos, podría ser señal de desplazamiento o algún otro defecto.

Los casos de mayor gravedad por uso del DIU, son las infecciones que pueden perjudicar la fertilidad y el útero en general. Sin embargo, son lesiones muy poco frecuentes que se presentan en 1 de cada 10 mujeres.

Enfermedades Pélvicas Inflamatorias

El término “EPI” en referencia a las enfermedades pélvicas inflamatorias, suele utilizarse para describir una infección que procede del endometrio, de la trompa de Falopio o de ambos mecanismos.

En algunas mujeres mayores de 30 años que recurren al uso de DIU, los microorganismos involucrados proceden de la flora vaginal y los riesgos derivan de la edad, los hábitos de higiene y consumo, el número de parejas sexuales y la nulígesta.  

La manifestación de una EPI asociada al DIU suele ser gradual, con signos de cervicitis, endometritis, salpingitis, anexitis y peritonitis generalizada. Sin embargo, la peritonitis espontánea es mucho más común en mujeres que padecen enfermedades de transmisión sexual, que a su vez recurren al uso del dispositivo intrauterino.

Síntomas de una Enfermedad Inflamatoria

Las enfermedades inflamatorias pélvicas pueden presentar síntomas leves o bien permanecer asintomáticas. Sin embargo, cuando es un caso de mayor gravedad, la EPI puede provocar los siguientes síntomas:

  •         Dolor en el abdomen bajo y la pelvis.
  •         Flujo vaginal abundante con mal olor.
  •         Sangrado uterino irregular durante o después de mantener relaciones sexuales, o entre ciclos menstruales.
  •         Fiebre y escalofríos.
  •         Dolor o dificultad al orinar.
  •         Molestias intestinales.

¿Cuándo Consultar al Médico?

Inmediatamente busca atención médica si presentas:

  •         Dolor intenso en la parte baja del abdomen.
  •         Vómitos y náuseas.
  •         Fiebre por encima de los 38,8 ºC.
  •         Flujo vaginal abundante y desagradable.

Infecciones Anaeróbicas

Las infecciones anaeróbicas son aquellas que se producen por bacterias que no pueden multiplicarse mediante el oxígeno. Por ende, este tipo de bacterias, denominadas anaeróbicas, se mantienen en el aparato digestivo con una cantidad limitada de oxígeno.

Las infecciones gastrointestinales o de pelvis femenina causadas por anaerobios, guardan cierta relación con el uso del DIU, dado a los factores de riesgo mencionados con anterioridad.

La infección por actinomyces suele ser la más común entre los casos más extraños. No obstante, hay que indicar que la incidencia de actinomicosis depende directamente del tipo de modelo de DIU, siendo el de cobre el de menor incidencia.

Actinomyces

La actinomyces es una bacteria anaeróbica que constituye una colección de diferentes bacterias que se desarrollan en la superficies de las mucosas. En la actualidad se conocen 13 especies determinantes consideradas agentes oportunistas que afectan el tracto genital femenino.

Como factor de riesgo se distinguen los cambios químicos producidos por el uso del DIU, de manera que la infección se manifiesta mediante el dispositivo intrauterino.

Además, cuanto mayor sea el tiempo de uso más altas serán las probabilidades de sufrir dicha infección. De hecho, dentro de la población mundial que recurren al uso del DIU, encontramos el actinomyces israelii como la causa principal de infección pélvica por el uso prolongado del DIU en casos específicos.

Conclusión

Si bien las infecciones por el uso del DIU son poco frecuentes, pueden contraerse debido al material del dispositivo, las condiciones de salud dado a la edad del paciente, los hábitos de higiene y consumo.

Las recurrentes visitas al ginecólogo son factores claves que ayudan a evitar este tipo de problemas a largo plazo. Por lo tanto, se recomienda estar atenta a los síntomas, a la higiene personal y al estado de salud general una vez recurra al uso del DIU como método anticonceptivo.