¿Cuáles Alergias Dejan los Ojos Rojos e Hinchados y Qué Debo Hacer en Esos Casos?

 

Cuando existe inflamación o edema en el tejido conjuntivo que rodea al ojo, lo común es que exista hinchazón del párpado como consecuencia de dicha infección.

Si bien los ojos hinchados pueden causar dolor o ser asintomáticos, es un hecho que los párpados superiores e inferiores pueden verse afectados externamente.  

Tal inflamación puede ser el resultado de un problema de salud que potencialmente afectará a la visión a largo plazo. Algunos de los problemas a mencionar pueden ser celulitis orbitaria o el herpes ocular, así como también puede tratarse de un simple inflamación menor.

Inflamación en los Ojos

El término “ojos hinchados” generalmente se utilizar para describir un signo correspondiente a una alergia, infección o lesión ocular. Por otro lado, la terminología “ojos inflamados” se utiliza para referirse a un rasgos distintivo de los ojos cuando se hinchan debido a la retención de líquidos, falta de sueño o características genéticas.

Por lo tanto, para saber en qué aspecto nos afecta tales circunstancia, es importante acudir a un especialista cuanto antes, para que el correcto diagnóstico conlleve al tratamiento adecuado tan pronto como sea posible.

Síntomas de la Hinchazón Ocular

Como bien se ha dicho antes, la hinchazón de los párpados es un signo característico de alguna infección en particular. Por consiguiente, tal hinchazón suele estar acompañada de los siguientes síntomas:

  •     Irritación de los ojos.
  •     Sensación de ardor.
  •     Sensibilidad a la luz natural o artificial.
  •     Ojos llorosos.
  •     Visión obstruida (cuando la hinchazón es mayor).
  •     Párpados enrojecidos.
  •     Inflamación de la conjuntiva.
  •     Producción de lagañas.

 

8 Causas de la Hinchazón de Ojos

Las causas que conllevan a la hinchazón de ojos pueden ser muchas, por lo que se incluyen trastornos visuales, así como afecciones menores que pueden agraviar con el tiempo.  

  • Alergias

Las alergias oculares son bastante frecuentes y ocurren cuando el sistema inmunológico reacciona ante una sustancia en particular llamada “alérgeno”. De esta manera, agentes como el polen, el polvo y ciertas sustancias se consideran alérgenos oculares por naturaleza, al ser capaces de afectar a las personas más sensibles.

Como consecuencia, los ojos segregan mediadores químicos como método de protección hacia los alérgenos que afectan la salud ocular, aunque el proceso también conlleva a la hinchazón de las membranas mucosas como efecto secundario.

  • Conjuntivitis

La conjuntivitis es una de las principales causas de la hinchazón en los ojos, porque el revestimiento transparente de la superficie ocular (conjuntiva) se inflama a causa de alergias, bacterias o virus.

Esto quiere decir que la conjuntivitis puede ser  alérgica, bacteriana o viral, y puede provocar ojos llorosos, malestar en los ojos afectados y sensibilidad a la luz, además de los síntomas ya descritos.

  • Orzuelos

Generalmente se manifiestan como un bulto rojizo e hinchado en el borde del párpado, y son producto de una infección bacteriana que afecta a la glándula de Meibomio.

Cuando la glándula sebácea se obstruye, la hinchazón se proyecta como un síntoma característico de un orzuelo, produciendo una sensibilidad pronunciada en el área afectada.

  • Chalazión

Si bien no es tan común como las anteriores, una chalazión también es causa de la glándula de Meibomio bloqueada. Al principio puede parecer un orzuelo, pero luego evoluciona a un quiste sebáceo de tamaño compacto que suele aparecer lejos del borde del párpado.

En el caso particular de la chalazión, este tipo de hinchazón en el ojo tiende a molestar conforme pasa el tiempo y no se toma el tratamiento adecuado para aliviar la inflamación aguda.

  • Lesiones oculares

Las lesiones oculares también constituyen a un tipo de trauma que produce hinchazón en el ojo. Los golpes y las cirugías plásticas muchas veces llevan a contusiones leves o severas que deben tratarse lo antes posible, para así evitar complicaciones oculares a largo plazo.

  • Celulitis Periorbitaria

La celulitis periorbitaria es un tipo de inflamación que afecta al párpado y zonas alrededor del ojo. Este tipo de infección es causada tanto por bacterias, como por virus u otros agentes patógenos que comprometen la salud ocular.

De esta manera, la celulitis periorbitaria tiene la habilidad de afectar el área que se ubica en la zona anterior al septum orbital, el tejido que forma la parte trasera de los párpados.

  • Celulitis Orbitaria

Al ser un trastorno de origen bacteriano, la celulitis orbitaria afecta a los tejidos que rodean el ojo, lo cual puede causar dolor del párpado superior e inferior, además de un cosquilleo molesto cerca de las cejas o las mejillas.

A diferencia de los casos anteriores, la celulitis orbitaria es considerada un caso de emergencia médica que con frecuencia requiere tratamiento inmediato con antibióticos intravenosos que eviten el daño en el nervio óptico.

  • Herpes Ocular

Al transmitirse por el virus del herpes simple, el herpes ocular también es capaz de producir inflamación o hinchazón en el ojo, además de rasguños en la córnea, cuando hablamos de un caso grave.

Si bien los síntomas generales tienden a confundirse con la conjuntivitis, la aparición de úlceras con dolor en el párpado y la visión borrosa son signos propios del herpes ocular, de los cuales debemos estar al tanto.

Tratamiento de la Hinchazón en los Ojos

Como el tratamiento para la hinchazón depende de las causas que dan origen a la infección, es importante recurrir al oftalmólogo para determinar el tipo de afección que se padece.

Sin embargo, por línea general, cuando los ojos hinchados son por causa de una alergia, los síntomas pueden aliviarse con gotas oftálmicas antihistamínicas o antialérgicos orales.

Por otro lado, infecciones como la conjuntivitis o los herpes oculares, pueden tratarse con gotas o ungüentos antiinflamatorios que son capaces de aliviar el malestar y bajar la hinchazón.

Mientras tanto, cabe destacar que los medicamentos caseros también suelen ser efectivos para los brotes breves, aunque se recomienda limitar la experimentación y recurrir cuanto antes a un especialista.

Evite el uso de lentes de contacto y aplique compresas frías regularmente para así reducir la hinchazón y aliviar la sensación de malestar en la zona afectada.

También Debes Leer  Qué es el Astigmatismo, qué Grados Tiene y Como se Puede Tratar

Para más información, consulte a su médico.