Saltar al contenido

Las muelas del juicio: lo que quieres saber

Las muelas del juicio, conocidas también como cordales, son los últimos dientes que salen en la boca de los seres humanos. La edad a la que suelen hacer su aparición es a los 18 o 20 años, aunque a veces pueden retrasarse. Se trata de 4 piezas en total, que se colocan en cada uno de los laterales de la mandíbula y el maxilar.

A continuación hablaremos un poco acerca de las muelas del juicio, respondiendo a algunas de las preguntas más frecuentes que surgen.

Tabla de Contenidos

¿Qué función cumplen las muelas del juicio?

¿Te falta algo? busca en la mayor tienda online Descubre en Amazon

Las muelas del juicio son los terceros molares, y por tanto su función es la misma que la de los dientes que hay a su lado. Están preparados para masticar y triturar los alimentos antes de ingerirlos. Se trata por tanto de un tipo de piezas que tienen una tarea específica y no son ni mucho menos un elemento vestigial, como algunos insisten en asegurar.

¿Salen siempre estas muelas?

Este es uno de los mitos más extendidos, al igual del que indica que en todas las ocasiones salen los 4. Lo cierto es que las muelas del juicio pueden desarrollarse o no, sin que ello suponga un problema de salud o algún defecto en el desarrollo normal del cuerpo.

De hecho, no siempre aparecen en una dentadura adulta, mientras que en ocasiones se nota algo que podría indicar que estas muelas podrían haber aparecido, pero finalmente se quedaron retraídas. A veces es necesario extraerlas, aunque otras pueden permanecer en la boca sin problemas.

También Debes Leer  Hipoplasia del Esmalte: ¿Cuáles son las Causas, los Síntomas y el Tratamiento?

¿Por qué duelen cuando salen?

En términos generales las muelas del juicio causan dolor a quien las desarrolla, aunque no siempre es así. En caso de que haya espacio en la dentadura, las muelas crecen y aparecen sin que se note que han llegado, aunque en los casos en los que no hay espacio suficiente el dolor puede ser bastante intenso, incluso producir trastornos del sueño debido a ello.

El dolor se debe a que al estar en el final de la dentadura y aparecer a una edad avanzada respecto al resto, a menudo los dientes han cubierto todas las posiciones, y las muelas del juicio tienen que forzarlos para abrir camino mientras se acomodan. También es posible que cause inflamación, además de que al ser una zona tan lejana de la boca, la limpieza no es la adecuada y pueden formarse acumulaciones de suciedad y bacterias, causando infección. Otro de los motivos por los que puede doler.

¿Son las responsables de deformaciones en la dentadura?

No hay pruebas científicas que demuestren que la aparición de las muelas del juicio causen deformación en la posición de los dientes, conocida como apiñamiento. De hecho, este fenómeno se produce de forma natural con el tiempo, sobre todo en la parte inferior de la dentadura. Aunque como a menudo ocurre cuando los terceros molares hacen su aparición, se ha dicho desde siempre que es un efecto de este desarrollo.

¿Cuándo deben extraerse las muelas del juicio?

No siempre es necesario extraer las muelas del juicio, especialmente si no hay dolor y se han formado sin complicaciones. Aunque en algunos casos debido al lugar en el que aparecen pueden crecer de forma horizontal o en ángulo, lo que empuja al resto de los dientes y causa molestias o dolor. En otros casos pueden aparecer solo parcialmente, dificultando la correcta limpieza dental y acumulando sarro que supone un peligro. En estos casos se recomienda retirar la pieza o piezas que están en esta situación. La valoración la debe hacer un profesional tras un análisis exhaustivo que determine cuál es el mejor tratamiento.

También Debes Leer  Ventajas e inconvenientes de los implantes dentales

¿Se pueden substituir las muelas del juicio por implantes dentales?

Realmente no tiene sentido sacar una muela del juicio, que muchas veces es funcional, para ponerse un implante dental.

¿Es complicado quitarse estas muelas?

La extracción de cordales en realidad es un procedimiento bastante sencillo, que se realiza a menudo y que un experto podrá realizar de forma rutinaria. Dependiendo de cuál sea el caso, se aplicará anestesia local o general, con el fin de trabajar de un modo más efectivo.

No obstante, es importante destacar que cada caso es único, por lo que puede que haya extracciones que requieran más tiempo y sean más complejas que otras. Algunas puede que se realicen en menos de una hora y otras necesiten más dedicación, especialmente si se trata de una extracción múltiple.

¿Cómo se debe actuar tras una extracción?

Seguir las instrucciones del especialista es fundamental para recuperarse adecuadamente de la intervención. Lo primero que se suele hacer es morder una gasa durante una media hora más o menos, con el fin de parar el sangrado que inevitablemente se va a producir. Es muy probable que se noten molestias y dolor durante unos cuantos días. Incluso la zona puede estar hinchada sin que esto suponga un problema, salvo que se alargue en el tiempo y no desaparezca.

También Debes Leer  ¿Qué son las Caries Dentales? ¿Por qué salen? ¿Por qué Duelen?

Lo normal será que el cirujano dental prescriba analgésicos para reducir el dolor los primeros días. En algunos casos puede que recomiende algún antibiótico si lo considera conveniente, para prevenir infecciones.

Durante las primeras horas deberá llevarse una dieta blanda y no tomar ningún alimento caliente. Como mucho se puede comer algo templado, pero lo mejor es que esté frío o a temperatura ambiente.

Además, los días siguientes se debe evitar el esfuerzo intenso, como movimientos en los que se manejen cargas pesadas o deportes de cierta intensidad.
Tampoco se debe fumar durante varios días. Tal vez sea un buen momento para abandonar el hábito, que por otro lado afecta tanto a la salud de los dientes en particular como al organismo en general.

Es muy importante seguir una correcta higiene dental, con cuidado al pasar por la herida pero sin omitirla. En caso de que se note cierto sabor. sangre, beber agua fría y no escupir, ya que podría aumentar el sangrado y producir una hemorragia, además de frenar la recuperación de la zona.

Si el dolor o la inflamación no remiten pasados unos días, será necesario acudir a la clínica dental para que el especialista analice las causas y se tomen las medidas necesarias para solucionar la situación de manera efectiva.

En caso de requerir una extracción de muela del juicio en Barcelona te recomendamos acudir a la clínica Mirave que ha sponsorizado este post y tienen una trayectoria intachable desde 1956.