¿Qué es el Glaucoma?¿Por qué se Produce? ¿Cuáles son los síntomas y el Tratamiento?

El glaucoma es un tipo de enfermedad que afecta a los ojos, y se caracteriza por el aumento patológico de la presión intraocular.

Las causas están ligadas a la carencia del drenaje del humor acuoso y puede afectar progresivamente a las fibras nerviosas del nervio óptico.

Descripción General del Glaucoma

El glaucoma constituye el grupo de afecciones oculares que afectan de gravedad al nervio óptico. Este daño puede ocasionar presión en uno de los ojos y otra serie de síntomas que varían de acuerdo al tipo de glaucoma.

De esta manera, la enfermedad es una de las principales afecciones causantes de la ceguera en personas mayores de 60 años. Por otro lado, es importante saber que el glaucoma puede aparecer a cualquier edad, pero suele ser mucho más común en adultos.

Además, conviene saber que muchos de los glaucomas no presentan signos, por lo que es posible notar la afección una vez se encuentre en etapa avanzada.

Causas

El glaucoma se presenta como consecuencia del daño en el nervio óptico. Por ende, cuando existe deterioro gradual, se manifiestan puntos ciegos en el campo visual del ojo afectado.

Aunado a esto, está la presión ocular elevada, la cual se debe a la acumulación del líquido ocular en una zona determinada del ojo. Generalmente, el líquido interno drena mediante el tejido que une el iris con la córnea.

Al haber complicaciones en el sistema de drenaje por exceso de líquido, se obstruye el paso del mismo y aumenta la presión ocular como consecuencia.

Al mismo tiempo, es necesario saber que la patología suele ser hereditaria, puesto que los genes se vinculan a la presión ocular alta y a las lesiones en el nervio óptico.

Síntomas

Los síntomas del glaucoma varían de acuerdo al tipo y estadio de la patología. Sin embargo, es importante saber que el glaucoma suele ser asintomático en las primeras fases de la enfermedad.

De hecho, la aparición de los signos puede significar que la enfermedad ya está en una etapa avanzada. Tomando en cuenta lo antes dicho, el los síntomas del glaucoma pueden clasificarse de la siguiente manera:

Glaucoma de ángulo abierto

  • Puntos ciegos en la visión periférica o central en ambos ojos.
  • Visión de túnel.

Glaucoma agudo de ángulo cerrado

  • Dolor de cabeza y ocular.
  • Náuseas y vómitos.
  • Visión borrosa.
  • Enrojecimiento notorio en los ojos.

De no tratarse, el glaucoma causará ceguera con el tiempo, y aun llevando el tratamiento adecuado, se corre el riesgo de padecer ceguera por un período de 20 años aproximadamente.

Tipos de Glaucomas

Existen diferentes tipos de glaucomas, siendo el glaucoma de ángulo abierto y cerrado, los más comunes.

  • Glaucoma de Ángulo Abierto

Siendo la forma más común, se presenta cuando la malla trabecular está parcialmente bloqueada, provocando el aumento de la presión ocular.

Generalmente, esto suele ocurrir lentamente y produce un daño considerable en el nervio óptico.

  • Glaucoma de Ángulo Cerrado

El glaucoma de ángulo cerrado

También conocido como glaucoma de ángulo estrecho, inicia cuando el iris sobresale hacia adelante y bloquea el ángulo de drenaje que forman la córnea y el iris.

El glaucoma de ángulo cerrado puede producirse de forma repentina y como consecuencia, el líquido no podrá circular por el ojo.

  • Glaucoma de Tensión Normal

En el glaucoma de tensión normal se daña pese a que la presión del ojo se encuentre en un rango normal.

De esta manera, es posible que las causas se deban a un ojo sensible o al flujo incorrecto de la sangre en el nervio óptico.

  • El Glaucoma Infantil

El glaucoma infantil puede deberse a un defecto congénito, lo cual conlleva a la obstrucción del drenaje en el nervio óptico.

  • Glaucoma Pigmentario

En este tipo de glaucoma, el pigmento del iris se acumula en los canales de drenaje y ralentiza el líquido del ojo.

Algunas actividades deportivas (como trotar) pueden generar este glaucoma al remover los gránulos del pigmento y depositarlos en la malla trabecular.

Diagnóstico

Durante los exámenes oculares se recurre al uso de un tonómetro para estudiar la presión intraocular o PIO.

El análisis de la PIO facilitará el diagnóstico y posteriormente, se procederá a determinar el tipo de glaucoma.

Previo al procedimiento, se colocan gotas para adormecer el ojo e introducir una pequeña sonda sobre su superficie y medir la presión ocular.

Una PIO muy alta indica un exceso de humor acuoso dentro del ojo, de manera que el ojo puede estar produciéndolo por diferentes razones.

Las pruebas de campo visual, por otro lado, son herramientas que se aplican para determinar si se sufre de pérdida de visión a causa del glaucoma.

Tratamiento

Para cada tipo de glaucoma, existe un tratamiento en específico que conllevan a la disminución del malestar.

No obstante, a pesar de que el tratamiento es especialmente a base de fármacos, es importante realizar exámenes oculares periódicamente para poder identificar la etapa inicial del glaucoma y aplicar el tratamiento adecuado.  

Por consiguiente, es importante recordar que la detección temprana de la patología puede retardar o prevenir la pérdida de la vista.

Factores de Riesgo

Como el glaucoma puede destruir la visión antes de que los síntomas se manifiesten, es importante conocer los factores de riesgo como medida de prevención.

  • Presión intraocular.
  • Ser mayor de 60 años.
  • Antecedentes familiares.
  • Sufrir de diabetes, presión arterial alta o enfermedades cardiacas.
  • Tener miopía o hipermetropía extremas.
  • Tener córneas delgadas.
  • Haber sufrido alguna lesión en el ojo.

Prevención

Para prevenir el avance progresivo de la enfermedad, es importante acudir regularmente al médico para realizar exámenes de dilatación ocular.

Al mismo tiempo, es esencial conocer los antecedentes médicos oculares de nuestros familiares, ya que el glaucoma suele ser hereditario. Las actividades físicas, por otra parte, deben realizarse de manera segura, mientras que las gotas oftálmicas deben emplearse con prescripción previa, para evitar complicaciones a largo y corto plazo.

Si ha sufrido alguna lesión en los ojos, no olvide usar la protección adecuada si va a realizar actividades físicas de riesgo, ya que las lesiones pueden causar glaucoma progresivo.

Para más información y en casos de sospechas, acuda a su médico especialista lo antes posible.

 

 

 

También Debes Leer  Cuando se Pueden Usar Lentillas y Como Poner y Quitar de Forma Correcta