¿Qué es el Síndrome de Baxter? Síntomas y Tratamiento

En la actualidad, el síndrome de Baxter suele ser una de las patologías más difíciles de identificar, por lo que es común confundirla con la fascitis plantar. Pero, lo cierto es que se trata de una neuropatía que afecta al nervio llamado “primera rama calcánea”, descubierto por el Dr. Donald Baxter a mediados de 1984.

¿Qué es el Síndrome de Baxter?

En 1984, el Dr. Donald Baxter escribió sobre el atrapamiento de la primera rama calcánea del nervio plantar externo, probablemente como consecuencia de una fascitis plantar coexistente.

Hoy, sabemos que la neuropatía o síndrome de Baxter es una lesión que se genera cuando existe irritación aguda en el nervio ya mencionado, por lo que es usual en los corredores y atletas. 

Actualmente, tal como lo describió Baxter, se sabe que las causas del síndrome están relacionadas con la hipertrofia del músculo aductor, espolón calcáneo, pie plano, hiperpronación y la fascia plantar.

De esta manera, se estima que alrededor del 20% de los pacientes que acuden a terapias por un dolor crónico en el talón, sufren el síndrome de Baxter, y ni siquiera los especialistas a cargo lo saben.

Síntomas

Los síntomas son muy parecidos a la fascitis plantar, por lo que es usual creer que se trata de dicho traumatismo. Asimismo, tanto la fascitis plantar como la neuropatía de Baxter suelen convivir, lo cual dificulta el diagnóstico.

Sin embargo, es importante saber que la fascitis plantar, a diferencia del síndrome de Baxter no tiene la facultad de doler durante años, siendo este aspecto en general, un indicativo que podría facilitar el diagnóstico. 

El paciente siente dolor crónico en la zona medial y plantar del talón que tiende a empeorar durante las actividades físicas. En ocasiones, la lesión del nervio es tan severa que termina por atrofiar el quinto dedo, de manera que el paciente experimenta inmovilidad en el dedo meñique.

Diagnóstico del Síndrome de Baxter

Diagnosticar el síndrome de Baxter suele ser difícil, ya que no existen pruebas contundentes que confirmen al 100% el atrapamiento del nervio. Generalmente se recurre a la electromiografía o electromiografía, pero ninguna de las dos tiene la capacidad de demostrar con exactitud que se trata del nervio calcáneo dañado.

Por lo tanto, como último recurso, un especialista tendrá que realizar una infiltración aplicando anestesia local, y utilizar las ecografías como base de apoyo. En el caso de confirmar la lesión, se procederá a tomar acciones, para definir el tratamiento que se llevará a cabo.  

Sin embargo, antes de recurrir a la infiltración, es probable que se llevan a cabo ciertos exámenes físicos en específico. El examen debe analizar y determinar el tipo de pie para evaluar a profundidad el arco de movimiento articular.

Asimismo, el dolor al palpar se detecta generalmente en la región antiriomedial de la fascia plantar sobre el tubérculo calcáneo medial. De esta forma, el estiramiento de la fascia puede inducir al dolor, lo cual alerta inmediatamente al especialista.

¿Por qué el Síndrome de Baxter genera Dolor Crónico en el Talón?

El nervio de Baxter es completamente sensitivo, de manera que no sólo tiene la facultad de proporcionar ramas motoras a los músculos flexor de los dedos, sino que además facilita la sensibilidad en la zona fascia plantar y del periostio del calcáneo.

Por esta razón, cuando el nervio se encuentra atrapado, se manifiesta el dolor crónico como consecuencia del traumatismo.

Tratamiento del Síndrome de Baxter

Existen diferentes tipos de tratamientos que se aplican, en función al daño y causas que han generado la compresión del nervio. La infiltración del colágeno para nutrir el nervio, suele llevarse a cabo, aunque la radiofrecuencia alternadas con ecografías y el uso de ortesis plantar, también son útiles para evitar la hiperpronación.

No obstante, si este tipo de medidas no son suficientes, se recurre a la cirugía, siendo esta última el método más efectivo para erradicar por completo la tensión del nervio al extirpar los ganglios que generalmente se forman como consecuencia de la compresión.

La incisión suele ser de 1 a 2 milímetros y el tiempo de recuperación es corto, minimizando los niveles de riesgo. El debido reposo es lo que nos permitirá recuperar la movilidad completa del pie.

Tiempo de Recuperación

La recuperación, luego de una cirugía, suele ser rápido como se mencionó anteriormente. El especialista determinará el tiempo de reposo y los ejercicios a realizar en casa, los cuales beneficiaran el proceso de recuperación.

No debemos preocuparnos por cicatrices, ya que no se trata de una cirugía invasiva que deje, como resultado, una cicatriz profunda en el área tratada. En todo caso, puede recurrir a cremas hidratantes a base de rosa mosqueta, para ayudar a aclarar la marca.

Factores de Riesgo

El síndrome de Baxter suele ser común en corredores y atletas, dado al ejercicio constante que requieren dichas actividades físicas.

Sin embargo, las personas propensas a sufrir el traumatismo, comprenden la edad de 40 a 60 años y el padecimiento se relaciona íntimamente con la obesidad y las ocupaciones que requieren estar de pie por largo tiempo.

Prevención

  • En caso de obesidad: Si padeces de obesidad, lo primordial sería acudir inmediatamente a un nutricionista para tomar el tratamiento adecuado, y de ser necesario, terapias para la movilidad corporal.
  • En caso de trabajo extenuante: Si tu profesionalidad conlleva a largas jornadas laborales de pie, procura movilizarte de vez en cuando, incluso en tu área de trabajo. Adicionalmente, en caso de que el cansancio se prolongue, acude a un terapeuta para aliviar la tensión de los tendones y nervios de los pies.
  • Prevención para el deportista: Si eres corredor con aspiraciones a ser profesional, procura seguir un entrenamiento y calentamiento físico adecuado. Si es posible, entrena bajo la supervisión de un profesional en la materia.

Conclusiones

  • La fascitis plantar no duele durante años, a diferencia del síndrome de Baxter.
  • El diagnóstico es complicado, de manera que será necesario recurrir cuanto antes a un especialista.
  • El tratamiento precoz es esencial para no agravar aún más la zona en cuestión.
  • El tiempo de recuperación, en caso de recurrir a una cirugía, es corto.

Si sientes dolor constante en el talón, recurre lo antes posible a tu médico de confianza para confirmar o descartar cualquier patología relacionada con los tendones y nervios del pie.

 

También Debes Leer  ¿Qué es la Dislexia? Detección, Síntomas y Tratamiento

 

 

error: Content is protected !!