Saltar al contenido

¿Qué es la Ley de Segunda Oportunidad y Cómo Tramitarla?

 

 

Muchas veces las deudas son mayores que nuestras capacidades económicas y se vuelve complicado pagarlas, por esta razón, existe la ley de segunda oportunidad o ley de mecanismo de segunda oportunidad, entre otros nombres.

 

Esta ley fue promulgada el 29 de julio de 2015 en España y establece la posibilidad de que particulares y trabajadores independientes puedan exonerar o tener una renegociación con sus acreedores para sobrellevar una deuda.

 

Es decir, es una solución para aquellas personas que se encuentren en una situación difícil, cuyas deudas se hayan convertido en un problema mayor y complicado de salir. Es algo parecido a lo que sucede con las empresas que se hallan en bancarrota.

 

Sin embargo, para lograr conseguir acogerse a esta ley es necesario cumplir con algunos requisitos y garantías, los cuales te explicaré en las próximas líneas…

 

¿Cuáles son los Requisitos para Ampararse a esta Ley?

Prueba Amazon Prime Gratis

 

Es importante que sepas que no cualquiera puede acogerse a la ley de la segunda oportunidad, sino particulares y autónomos, pero siempre que cumplan con los siguientes requisitos:

 

  • No Tener Patrimonio

 

Si no dispones de algún patrimonio para poder pagar tu deuda, esto se convierte en uno de los principales requisitos, ya que, a efectos de la ley se considera que no se tiene el dinero para hacer frente al monto que se debe.

También Debes Leer  ¿Qué Seguros Tienen Vinculados las Tarjetas de Crédito y Cómo nos Benefician?

En el caso de tenerlos, haber liquidado todos los bienes, exceptuando los necesarios para el desarrollo laboral.

 

  • La Deuda no Supere los 5 Millones de Euros

 

El monto de la deuda por el deudor no puede superar los 5 millones de euros, de lo contrario no podrá optar o refugiarse en esta ley.

 

 

Actuar de buena fe

 

Para que el deudor sea considerado como apropiado para optar o acogerse en esta ley por actuar de buena fé, debe cumplir con lo siguiente:

 

  • No haberse acogido en la ley de segunda oportunidad en un plazo anterior de 10 años.

 

  • En el caso de ser trabajador independiente o autónomo, no presentar ningún cargo por delitos sociales o económicos.

 

  • No haber rechazado una oferta de trabajo en los 4 años anteriores a la deuda (en el caso de considerarse apto para realizar la labor).

 

  • No exista en su contra condena por delitos sobre patrimonio, Seguridad Social, Hacienda Pública o derechos de los trabajadores. Se considerará esta condición en los últimos 10 años.

 

  • No ser objeto de un concurso culpable.

 

  • Haber celebrado un intento de acuerdo extrajudicial con el acreedor o acreedores.

 

¿Cómo Tramitar una Ley de Segunda Oportunidad?

 

Es importante que para tramitar esta ley obedezcas los requerimientos antes mencionados, de lo contrario, no podrás optar por sus beneficios.

 

Sin embargo, debes saber que existen dos tipos de acuerdos a los que puedes acogerte: el acuerdo extrajudicial y el beneficio de exoneración de las deudas, cada una con un procedimiento diferente.

También Debes Leer  ¿Quién Puede Embargar una Cuenta Bancaria?

 

  • Acuerdo Extrajudicial

 

Se trata de una negociación o renegociación entre los acreedores y el deudor, bajo la tutela de un juez y en la que puede existir un mediador concursal.

 

Dependiendo si es particular o autónomo, el proceso se realizará bajo un juzgado de primera instancia, en el primer caso y en un juzgado mercantil en el segundo caso.

 

El mediador será la persona encargada de tramitar los bienes o patrimonios que podrán ser liquidados para la solvencia.

 

Este paso es muy importante, ya que, trata de que los acreedores puedan contar con una garantía de pago de parte de los deudores, a través de un plan o calendario.

 

De esta manera, la empresa a la que se le deba tendrá la seguridad de contar a futuro con el pago por parte del deudor.

 

  • Beneficio de Exoneración de las Deudas.

 

Por otro lado, cuando todas las opciones se han agotado y el deudor no cuenta con ningún bien o patrimonio que pueda solventar la deuda, se procede a la exoneración de la deuda.

 

Para este paso es necesario que cumpla además con ciertos requisitos como la ausencia de patrimonios o bienes, actuar de buena fé y que la deuda no supere los 5 millones de euros, como expliqué anteriormente.

 

Estas condiciones deben ser debidamente investigadas, ya que, el acreedor podrá solicitar una revocación en caso de incumplimiento de pagos, ocultar bienes, o mejora en la situación económica del deudor (la necesaria para hacer frente a la deuda).

 

Sin embargo, pese a ser liberado de las deudas, aparecerás en el registro durante un lapso de 5 años, haciendo imposible que puedes optar por un crédito a futuro durante este tiempo establecido.

También Debes Leer  ¿Cómo es un cobro de deudas extrajudicial?

 

 

¿Cuál es el Precio de la Ley de Segunda Oportunidad?

 

Quizás te estés preguntando ¿Cuál es el valor de esta ley? porque para ser tan buena, parecería un milagro del cielo que también fuese gratuita, ¿Cierto? pero la respuesta es que no, no es gratis, tiene un costo.

 

El valor no es fijo, sino que puede variar, pero generalmente oscila entre los 2500 euros y los 4000. Sin embargo, existen algunos factores que pueden influir en el precio, como son:

 

  • Ingresos

 

Dependiendo de cuánto sean los ingresos de quien hace la solicitud se tomará en cuenta para el precio final. Por razones lógicas la persona no deberá tener un ingreso alto, de lo contrario, se tomará como que si puede pagar la deuda.

 

  • Vivienda

 

Si el solicitante no tiene título de su vivienda, el valor de la ley será mucho menor en comparación de quien tenga casa propia.

 

  • El Importe de la Deuda

 

La cantidad de la deuda también es otro factor que influye dentro del valor final para solicitar la ley de la segunda oportunidad.

 

  • Régimen Socioeconómico Matrimonial

 

En caso de que la persona esté casada con la condición de régimen económico de ganancial, el proceso puede complicarse y el valor de este régimen se reduzca.

 

  • La Minuta de los Abogados

 

Adicional a los precios de esta ley, se puede incluir el precio de los honorarios de los abogados, así como de otros participantes en el juzgado correspondiente.

 

Como verás, el precio depende de los factores económicos, pero también de algunos reglamentarios, aunque, sin duda alguna los vale por la tranquilidad de exonerar o renegociar una deuda mayor a la capacidad de quien debe.