¿Qué es la Malarplastia o Cirugía de Aumento de Pómulos Permanente?

Las mejillas prominentes, llenas y altas o “cinceladas” son estéticamente agradables porque ayudan a mantener nuestro rostro en equilibrio y nos dan un aspecto saludable y juvenil.

No todo el mundo tiene pómulos fuertes con un tejido blando subyacente adecuado, lo que puede ayudar a que el rostro se vea desproporcionado y a que la nariz o el mentón parezcan más grandes que la realidad.

Una estructura de mejillas defectuosa e inadecuada puede dar la sensación de pesadez en la parte inferior de la cara y una apariencia envejecida en el área debajo de los ojos.

La cirugía de aumento de pómulos trabaja para revertir la asimetría en la cara, restaurando y/o creando un rostro joven y proporcionalmente agradable. Puede dar equilibrio a un rostro menos definido o aumentar aún más una estructura de mejillas ya existente.

La cirugía de aumento de pómulos o malarplastia se ha vuelto cada vez más popular entre los pacientes jóvenes y mayores. En el presente artículo te responderemos las principales inquietudes que surgen cuando queremos hacer esa tan deseada modificación.

¿En que consiste el Renacimiento de pómulos permanente?

El término malarplastia se refiere a la técnica de cirugía estética que aumenta el volumen del pómulo o cambia su forma mediante la colocación de un implante de silicona o mediante el uso de la técnica de lipofilling.

De esta forma la cirugía de aumento de pómulos utiliza materiales sintéticos o biológicos para aumentar o hacer que la estructura malar y submalar de la cara sea más prominente y estéticamente agradable. El procedimiento genera un cambio permanente en el rostro del paciente.

¿Qué tipo de implante elegir?

Si se opta por la colocación de implantes, en muchos casos se prefieren los de silicona, ya que pueden ser fácilmente removidos. Algunos implantes de otros materiales son difíciles de retirar debido al crecimiento interno del tejido.

También Debes Leer  ¿Es Compatible un Tratamiento Criolipólisis con la Lactancia Materna?

Esto significa que el propio tejido del paciente crece en el implante. Si un implante de este tipo necesita ser removido, se debe realizar una disección traumática del tejido que rodea al implante.

Con un implante de silicona, no hay crecimiento en el tejido. El tejido del paciente forma una cápsula alrededor del implante solamente. Además si es necesario modificarlo resulta más fácil, se puede remodelar y contornear, en otras palabras, se puede adaptar a cada paciente.

Esto es importante puesto que en el caso de que el paciente cambie de opinión por cualquier razón, bien sea porque quiere eliminar el aumento, o porque desea un implante más grande o más pequeño, el implante de silicona puede ser removido fácilmente sin traumatizar el tejido circundante.

¿Es permanente el efecto de la malarplastia?

El procedimiento de implante de pómulos reproduce los efectos de los rellenos inyectables, pero el resultado es permanente. No es necesario repetir el procedimiento para mantener el resultado, como lo hacen los pacientes con rellenos inyectables generalmente cada 4 a 8 meses.

Existen varias técnicas para lograr este fin, la más popular porque no deja marcas a simple vista es la de abordaje oral, es decir la incisión se realiza dentro de la boca. No hay cicatrices visibles en este caso y las incisiones orales sanan mucho más rápido.

Por supuesto que existen otras opciones, siempre tomando en cuenta las características físicas del paciente, en general se busca la forma menos agresiva al momento de realizar la intervención.

¿Cómo se realiza la Malarplastia por vía bucal?

El procedimiento se realiza intraoralmente y comienza con la creación de dos bolsillos donde se colocarán los implantes. Se hace una incisión por encima de la línea superior de la encía, llegando hasta el hueso para hacer un bolsillo del tamaño adecuado, allí se ubicará el implante.

También Debes Leer  ¿Cómo Aclarar las Manchas de la Cara con Trucos Caseros?

Una vez que se crean los bolsillos, se van colocando implantes de diversos tamaños para determinar cuál es el que se ajusta mejor a las características faciales del paciente, posteriormente se inserta el implante real.

Es importante saber que todos los implantes son siempre estériles en el momento de la inserción. Además a  los pacientes también se les dan instrucciones postoperatorias y antibióticos para ayudar a prevenir infecciones.

Uno de los mayores conceptos erróneos sobre los implantes es que cuanto más grande es el implante, más alto es el pómulo. Un paciente puede solicitar el implante más grande durante una consulta preoperatoria, cuando en realidad, un pequeño implante dará los resultados que está buscando.

El tamaño de la cara del paciente, la estructura facial y la anatomía subyacente entran en juego al seleccionar el tamaño y la forma del implante, y el cirujano sólo puede entender todos los factores una vez que la anatomía se puede visualizar directamente.

Este procedimiento quirúrgico dura aproximadamente una hora y puede realizarse bajo anestesia local o general como cirugía ambulatoria. Para prevenir la inflamación, se debe aplicar hielo en los pómulos durante las12 horas posteriores al procedimiento.

¿QUÉ PUEDO ESPERAR EN LA RECUPERACIÓN POSTOPERATORIA?

Después de la cirugía, puede haber inflamación  y hematomas, estas reacciones son completamente normales y pasarán progresivamente a medida que transcurran los días, en especial los hematomas que tardan un poco más.

Aproximadamente una semana luego de la malarplastia, los pacientes pueden volver a trabajar y después de sólo tres semanas se les autoriza a regresar a sus rutinas diarias y comenzar a hacer ejercicio. Los efectos de la malarplastia serán definitivos y después de unos seis meses se verán los resultados finales.

¿PARA QUIÉN ES ESTE PROCEDIMIENTO?

No hay límite de edad para someterse a este tipo de procedimiento. Todos los que  deseen rejuvenecer esta parte de su rostro aumentando el volumen de los pómulos pueden hacerlo sin problemas, a menos que tengan contraindicaciones especiales para poder ejecutar la cirugía.

También es muy útil la malarplastia para aquellos pacientes que deben ser sometidos a un proceso de reconstrucción facial debido a algún accidente o malformación previa, este tratamiento de medicina estética busca obtener un resultado natural y equilibrado.

 

 

error: Content is protected !!