¿Qué es un flemón dental, Por qué salen y Cuál es su tratamiento?

 

El flemón o absceso dental es una infección bucodental que de no ser tratada a tiempo, puede afectar los tejidos que sujetan los dientes. Las causas, si bien pueden ser varias, se relacionan directamente con la aparición de caries profundas no tratadas. 

Los síntomas comunes son inflamación, dolor, sensibilidad y la aparición de un pequeño bulto en la encía. De identificar alguno de estos signos, acuda a su odontólogo lo más pronto posible. Su dentista valorará el estado de su patología y según las causas que lo han provocado, recomendará el mejor tratamiento posible. 

¿Qué es un flemón?

Un flemón es una inflamación que se manifiesta en la encía y cuya extensión puede llegar hasta el nervio del diente. Este tipo de afección que afecta al tejido blando se asocia directamente con algún tipo de problema bucodental que tiene origen en una infección bacteriana. 

Si bien los flemones y los abscesos tienen relación entre sí, también existen diferencias notables entre uno y otro. En primer lugar, un flemón puede extenderse a lo largo del tejido conectivo y fibra muscular, mientras que el absceso se mantiene confinado en la zona de la infección. 

Además, un absceso generalmente puede detallarse con facilidad al manifestarse como una bolsa de pus sobre la encía, mientras que el flemón puede comenzar con una simple hinchazón sin presencia de pus. 

¿Qué causa la aparición de un absceso dental?

La aparición de un flemón en las encías puede ser a consecuencia de: 

  • Una carie dental profunda que no ha sido tratada puede provocar infección o inflamación en la pulpa. Razón por la cual se crea un depósito de pus o absceso en los tejidos internos de la pieza dental. 
  • Por golpes fuertes o traumatismo en el nervio de la pieza dental. Afección que causa una lesión interna que se manifiesta a modo de infección causando inflamación, sensibilidad, dolor y daños en el esmalte. 

Debido a su naturaleza como patología periodontal, generalmente las encías muestran inflamación, enrojecimiento y sangrado. Siendo esto los síntomas principales, las causas pueden llevar a la creación de abscesos de pus en las encías, inmovilidad o pérdida de la pieza dental. 

¿Cuáles son los síntomas de un flemón dental? 

Además de la aparición de abscesos en las encías, existen otros síntomas relacionados con los flemones dentales. Entre ellos destacan:

 

  • Dolor dental agudo: Siendo el signo más frecuente ante una infección, el dolor suele ser agudo y constante al momento de masticar. 
  • Inflamación en las encías: La acumulación de pus en una zona determinada de la encía también suele inflamarse y extenderse a otras áreas de la encía, o a los nervios faciales o ganglios linfáticos.
  • Fiebre y malestar general: Las infecciones en la pulpa dental conllevan a infecciones internas mucho más graves que al afectar los nervios, vasos sanguíneos y tejido conjuntivo del diente, pueden generar fiebre y malestar general. 
  • Mal aliento o halitosis: La acumulación de bacterias en la zona periodontal tiende a provocar mal aliento, halitosis o sensación de hormigueo en las encías. 
  • Sensibilidad dental: Es posible ser sensible a las altas o bajas temperaturas de los alimentos o bebidas. 

 

También Debes Leer  ¿Qué es la mordida cruzada en niños y Cómo corregirla?

En consecuencia, la aparición de un flemón dental puede ocasionar daños perjudiciales en la salud. Por lo tanto, se aconseja acudir lo más pronto posible a una clínica dental profesional para combatir la infección lo antes posible y evitar patologías derivadas de la infección. 

¿Cuál es el tratamiento indicado para un absceso bucal? 

El tratamiento indicado dependerá de la gravedad del caso, aunque en líneas generales su odontólogo puede prescribir antiinflamatorios y antibióticos para aliviar el dolor y reducir la inflamación.   

También puede que el dentista recomiende enjuagues bucales con agua fría y sal para el beneficio del drenaje de pus acumulado. Una vez eliminada la infección, es probable que se realice una endodoncia en el caso de que el diente pueda salvarse. 

En todo caso, la extracción de la pieza dental también sería una posibilidad si la pieza se encuentra en muy mal estado. Asimismo, el dentista tratará la causa principal que ha provocado la aparición del flemón dental. 

Tome en cuenta que las observaciones, el seguimiento y las recomendaciones adicionales se llevan a cabo para evitar que la infección aparezca nuevamente en zonas de carácter relevante.  

Además, por tratarse de una enfermedad bucodental, es importante cambiar nuestros hábitos de higiene. Por ello, es importante mantener una buena higiene bucal y asistir periódicamente al dentista para mitigar los daños causados y evitar complicaciones a largo plazo. 

Consideraciones 

Si usted ha detectado la aparición de un flemón dental:

  • Evite tocar el área. 
  • No extirpe el absceso por sus propios medios. 
  • Acuda al dentista inmediatamente para encontrar soluciones definitivas. 
  • Cambie sus hábitos de higiene bucal.   
  • Siga el tratamiento prescrito al pie de la letra. 
  • Asista regularmente al dentista para un seguimiento profesional. 
  • En caso de haber perdido la pieza dental, considere la opción de un implante fijo o removible. Hable con su odontólogo para encontrar soluciones fiables.  

Acuda a una clínica dental profesional para más información.