Qué es un Implante Dental y qué Tipos Existen

Si alguna vez has perdido un diente permanente, es muy probable que tu odontólogo te haya propuesto la colocación de un implante dental para tu diente de reemplazo. Los implantes dentales son lo más cerca que se puede llegar a tener dientes sanos y naturales.

Te permiten vivir de la manera que tú deseas, comiendo con confianza, sonriendo, riendo, hablando, besando y disfrutando de todas tus actividades diarias sin preocuparte por tus dientes. Existen varios tipos de implantes dentales. Cada uno ofrece diferentes beneficios basados en las necesidades del paciente.

En el presente artículo se define lo que es un implante dental y se analizan los tipos de implantes y las técnicas que están disponibles en la actualidad para brindarte la mejor de las sonrisas.

Definición de Implante Dental

Un implante dental es un accesorio quirúrgico que se ubica en el hueso de la mandíbula con el propósito de que se fusione con este en el lapso de unos pocos meses.

El implante dental actúa como un reemplazo de la raíz de un diente perdido. Se fabrican normalmente con titanio o aleaciones de titanio. En las actualidad los implantes tienen formas troncónicas o cilíndricas, al igual que la raíz dental natural.

A su vez, esta raíz artificial sirve para sostener un diente o un puente de reemplazo. Tener un implante dental fusionado con el hueso de la mandíbula es lo más cercano a imitar un diente natural porque se mantiene por sí solo sin afectar a los dientes cercanos y tiene una gran estabilidad.

El proceso de fusión entre el implante dental y el maxilar se llama osteo integración. La mayoría de los implantes dentales están hechos de titanio, lo que les permite integrarse con el hueso sin ser reconocidos como un objeto extraño en nuestro cuerpo.

Con el tiempo, la tecnología y la ciencia han progresado para mejorar considerablemente los resultados de la colocación de implantes dentales. Hoy en día, la tasa de éxito de los implantes dentales es cercana al 99%.

Los implantes dentales se pueden utilizar para sustituir un solo diente, varios dientes o todos los dientes. El objetivo del reemplazo de dientes en odontología es restaurar la función y la estética.

También Debes Leer  ¿Qué es la Placa Dental, Cómo se Forma y cómo se Elimina?

Cuando se trata de la sustitución de dientes, generalmente, hay tres opciones:

  • Aparato dental removible (dentadura completa o parcial),
  • Puente dental fijo (cementado) e
  • Implante dental.

Las dentaduras postizas son la opción más asequible para los dientes de reemplazo, pero son las menos deseables debido a la inconveniencia de un aparato removible en la boca. Además, las dentaduras postizas pueden afectar el gusto y la experiencia sensorial con los alimentos.

El puente dental era la técnica de restauración más común antes del cambio relativamente reciente al tratamiento con implantes dentales. La principal desventaja de los puentes es la dependencia de los dientes naturales existentes como soporte.

Por su parte los implantes representan un gran avance, al ser unas estructuras que se apoyan únicamente en el hueso y no afectan a los dientes naturales circundantes.

Tipos de Injertos y Técnicas

Los implantes dentales vienen en diferentes tamaños, alturas y tipos. Tu odontólogo experto en implantes dentales puede ayudarte a determinar cuál es la mejor opción para ti, dependiendo de tus necesidades particulares.

Existen dos tipos principales de implantes:

  • Endosteales: Estos implantes dentales se colocan en el hueso de la mandíbula. Típicamente hechos de titanio y con forma de pequeños tornillos, son el tipo de implante más utilizado.
  • Subperiostiales: Estos implantes dentales se colocan debajo de la encía, pero sobre o por encima del hueso maxilar. Este tipo de implante puede ser utilizado en pacientes que no tienen suficiente hueso natural sano y no pueden, o no quieren, someterse a un procedimiento de aumento óseo para reconstruirlo.

Si tu maxilar no es capaz de soportar implantes dentales, se pueden utilizar varias técnicas para reconstruir el hueso, restaurar la línea natural de tu maxilar y proporcionar una base sólida para los dientes soportados por implantes. Estos incluyen:

  • Aumento óseo. Esto implica restaurar o regenerar el hueso de la mandíbula cuando no es capaz de soportar los implantes de otra manera. Las investigaciones demuestran que con el uso de aditivos óseos y factores de crecimiento para fortalecer el hueso se logran los mejores resultados.
  • Levantamiento de senos paranasales. También llamado aumento del seno, esto implica añadir hueso debajo del seno en casos donde el hueso natural se ha deteriorado debido a la falta de dientes superiores.
  • Expansión de cresta. Cuando la mandíbula debido a su estrechez no es apta para tener implantes dentales, se puede agregar material de injerto óseo en una pequeña cresta, o espacio de la mandíbula.
También Debes Leer  ¿Qué es la Sensibilidad Dental?  Causas, Síntomas y Tratamientos

Técnicas Alternativas de Implantes Dentales

Dependiendo de la salud de tu maxilar y de tus necesidades específicas, tu dentista de implantes dentales puede sugerir algunas opciones de tratamiento alternativas además del procedimiento tradicional de implantes dentales. Las opciones pueden incluir:

  • Implantes dentales de carga inmediata. También llamados implantes del mismo día, permiten la colocación de un diente temporal durante la misma cita en que te colocan tu implante dental.

Esta puede ser una buena opción si tienes suficiente hueso natural y un implante lo suficientemente seguro como para soportar la colocación inmediata y la presión sobre el nuevo diente temporal.

  • Mini implantes dentales. También llamados implantes de diámetro pequeño o estrecho, estos implantes del tamaño de un palillo de dientes son más estrechos que la mayoría de los implantes dentales comúnmente utilizados. Se colocan mediante técnicas menos invasivas y se utilizan principalmente para estabilizar una dentadura inferior.
  • 4 en uno. Es una alternativa a la colocación de un conjunto superior o inferior de dientes de reemplazo, llamado arco completo. Se colocan cuatro implantes dentales en el hueso disponible, evitando la necesidad de injertos óseos.

Se utilizan pilares especiales para poder colocar un conjunto temporal de dientes de reemplazo el mismo día. Debes seguir una dieta especial mientras los tejidos de las encías sanan y los implantes se unen con tu hueso natural.

Después de unos seis meses, se colocarán los dientes de reemplazo permanente y podrás reanudar una dieta regular.

 

error: Content is protected !!