¿Qué Tratamientos hay para el Levantamiento de la Nariz?

¿Te miras al espejo y anhelas que tu nariz se vea mejor pero te aterran las cirugías? Ahora existen dos métodos que pueden ayudarte, sin intervención quirúrgica ni procesos postoperatorios dolorosos.

Hablo de la rinomodelación y la rinoplastia con hilos tensores. Ambas funcionan para levantar la punta caída de tu nariz, sin dolor, etapas postoperatorias intensas ni cortes invasivos.

Estos métodos en los últimos tres años han sido la mejor opción para aquellos que temen al quirófano, y creen que la recuperación podría ser una verdadera pesadilla. Y lo mejor, pueden funcionar como tratamiento reversible. Sigue leyendo.

¿Qué es la rinomodelación?

Es un tratamiento estético que utiliza ácido hialurónico como producto reabsorbible para levantar la punta de tu nariz, corregir desviaciones y desniveles en el dorso.

Este líquido se infiltra en las zonas elegidas mientras el médico especialista va moldeando la nariz. Es un proceso que no tarda más de treinta minutos y muestra efectos inmediatos, para que de una vez conozcas el resultado.

Como el ácido hialurónico es un producto biocompatible, mientras pasa el tiempo. el organismo lo absorbe. Esto significa que existe un tipo de rinomodelación temporal y no dura más de 12 meses.

Existe una prueba también con este ácido que no dura más de 24 horas y es ideal para conocer cómo quedarías después de una rinomodelación. Y si quieres del tipo permanente, se aplica la misma técnica pero con relleno filler metacrill: sin cortes ni dolor.

También Debes Leer  ¿Cómo se Aplica la Mesoterapia y Cuantas Sesiones se Necesitan?

¿Qué es la rinoplastia con hilos tensores?

En el caso de la rinoplastia con hilos tensores, se realiza uno o varios cortes en la parte baja de la punta de la nariz para insertar los hilos, tirar de la nariz y hacer que se vea más delgada y con la punta más elevada.

Este tratamiento no tarda más de dos horas, y por solo utilizar anestesia local, no tendrás que quedar bajo seguimiento médico. El resultado lo verás en poco tiempo ya que solo se produce una hinchazón leve. Muchísimo menor que la de la rinoplastia convencional.

La rinoplastia con hilos tensores también puede ser un método reversible. Si en los primeros treinta días no estás a gusto con el resultado, los hilos se pueden retirar y tu nariz volverá a su forma anterior, sin ningún tipo de complicación.

Y si decides no retirarlos, pasados dos años los resultados disminuyen un poco; no devolviendo la nariz a su apariencia anterior porque ya existen tejidos nuevos que la sujetan, pero sí mostrando una apariencia levemente caída.

Lo que no sería un problema porque puedes volver a aplicarte una rinoplastia con hilos tensores cuantas veces sea necesario para ti. Por supuesto, siempre bajo supervisión médica.

Rinomodelación vs. Rinoplastia

A diferencia de la rinoplastia, la rinomodelación no necesita intervención quirúrgica ni provoca dolor fuerte durante la recuperación. Este método no es invasivo y podrás ir a casa justo después de finalizar el tratamiento.

También Debes Leer  ¿Cómo Hacer Criolipólisis en Casa?

Pero si necesitas reducir el tamaño de la nariz, o modificarla por completo, sí necesitarás una rinoplastia; incluso para solucionar desviaciones septales. Lo que significa que la rinomodelación funciona más para medidas estéticas.

Levantamiento de la punta o modificación de la curvatura, la rinomodelación es perfecta para obtener una nariz respingada y delicada sin hacer uso del bisturí.

Diferencias entre la rinoplastia tradicional y la rinoplastia con hilos tensores

Como ya sabemos que la rinoplastia convencional requiere de intervención quirúrgica y puede tener efectos muy dolorosos, la rinoplastia con hilos tensores es recomendada para aquellos que les aterra el dolor y el bisturí.

Y aunque con la rinoplastia tradicional puedes modificar toda la apariencia interna y externa de la nariz, con el uso de hilos tensores podrás lograr rápidamente una apariencia más recta y más delgada.

Gracias a que los hilos tensores son un método reversible, no tendrás miedo a someterte a un procedimiento quirúrgico que tenga resultados negativos para ti y necesites otra cirugía dolorosa para intentar solucionarlo.

Con los hilos tensores no necesitan hacer cortes en el hueso ni eliminar cartílagos de la nariz, mucho menos esperar semanas para conocer el resultado. Tampoco impide que repitas el procedimiento, si han pasado dos años y el efecto ha disminuido.

¿Estos tratamientos corrigen problemas respiratorios?

Si sufres de sinusitis, tienes los cornetes inflamados o el tabique desviado, lamentablemente estos dos tratamientos no podrán ayudarte. La única solución, hasta ahora, es la rinoplastia tradicional.

También Debes Leer  Trucos para Aclarar o Eliminar las Manchas del Bigote en Mujeres

Mencionado anteriormente, estos métodos solo tienen un fin estético, dejando a la rinoplastia la solución de los problemas respiratorios. Claro que existen otros tratamientos, como la medicina natural, que pueden ayudar. Pero eso lo decide un médico especialista.

Tratamientos sin proceso postoperatorio engorroso

Uno de los mayores beneficios que ofrecen ambos métodos estéticos, es que la etapa postoperatoria no es dolorosa ni requiere tomar medidas estrictas.

Sí sentirás molestia en las primeras horas, o algo de enrojecimiento, pero es porque la nariz necesita adaptarse a la infiltración de ácido hialurónico o a los hilos tensores que han sido implementados de manera poco invasiva.

La rinomodelación y la rinoplastia con hilos tensores han sido recomendadas como tratamientos seguros y rápidos. No producen ningún tipo de incapacidad, y pasadas 24 horas podrás seguir con tus actividades diarias sin problemas.

Recomendaciones

Lo primero es que si tienes 17 años de edad, no deberías optar por ninguno de estos tratamientos. A esa edad la nariz aún está por desarrollarse.

Procura dormir boca arriba los primeros días, y con la cabeza un poco elevada, para que la nariz no choque contra la almohada o cualquier otra superficie

Cuanto menos toques tu nariz, mejor será la recuperación. Sobre todo con los hilos tensores, que se recomienda no hacer lavados nasales durante el primer mes de recuperación.

En cuanto a la alimentación, todo bien. Solo no consumas alimentos picantes que puedan causar irritación o molestias generales.

Y sobre todo, no apliques la automedicación. Solo sigue las recomendaciones del médico especialista y así no crearás efectos adversos que con una buena recuperación no se producen.

error: Content is protected !!