¿Qué es una Infección por Tricomoniasis y Cuál es el Tratamiento?

HOY SABRAS, TU NOTICIERO DIGITAL

 

La tricomoniasis es una infección de transmisión sexual causada por el parásito protozoario Trichomonas vaginalis. Es una enfermedad generalmente asintomática o de signos similares a otras afecciones como la candidiasis, por ejemplo.

Cabe destacar que el parásito se encuentra en las secreciones sexuales (líquido preeyaculario, esperma y secreciones vaginales), por lo que se trata de una infección común que requiere diagnóstico y tratamiento.   

Para profundizar en el tema, en este apartado hablaremos sobre la infección por tricomoniasis: causas, diagnóstico, tratamiento y prevención.

¿Qué es la Tricomoniasis?

La tricomoniasis es una de las infecciones de transmisión sexual no víricas más comunes en la historia de la sexualidad humana. Si bien puede generarse tanto en hombres como en mujeres, es mucho más común en las mujeres.

La infección tiene un periodo de incubación de 7 a 21 días que se clasifica habitualmente en dos fases:

  •         Primera fase: Se asienta el parásito e inicia la proliferación bajo un proceso asintomático.
  •         Segunda fase: Se manifiestan los síntomas típicos de una infección de transmisión sexual.

¿Qué tan Frecuente es la Tricomoniasis?  

La tricomoniasis se considera una infección de transmisión sexual común. De hecho, tal es la regularidad de la infección en hombres y mujeres de todo el mundo, que al mismo tiempo, se considera una infección curable.

Si bien es más frecuente en las mujeres hombres que en los hombres, el género masculino no está exento de padecer dicha dolencia a lo largo de su vida sexual.

Causas

El parásito protozoario Trichomonas vaginalis es el principal causante de la infección por tricomoniasis. Como dicho parásito se encuentra en las secreciones sexuales, su propagación se debe al contacto directo entre dichas secreciones.

Dicho de otro modo, la tricomoniasis se transmite durante el contacto sexual, siempre y cuando la práctica se realice sin protección. De esta manera, la infección puede infectar la vulva, la vagina, el pene y la uretra, aunque no la boca o el ano.

La mayoría de las personas son asintomáticas ante el tricomoniasis. Sin embargo, peso a esto, es posible transmitir la infección a otros aun cuando se cree estar bien de salud.  

Síntomas

Alrededor del 70% de las personas infectadas con tricomoniasis no manifiestan síntomas. Sin embargo, cuando la afección se presenta, los signos pueden variar durante los primeros 5 a 28 días del contagio.

Una vez aparezcan los signos de la infección, es importante saber que los síntomas generales por tricomoniasis son específicos tanto para la mujer, como para la hombre. No obstante, los más comunes son:

     Hombres:

  1.     Ardor después de orinar o eyacular.
  2.     Leves secreciones en la uretra.
  3.     Picor en la uretra.
  •        

    Mujeres:

  1.     Aumento del flujo vaginal y mal olor.
  2.     Dolor al orinar.
  3.     Dolor al tener relaciones sexuales.
  4.     Enrojecimiento vaginal.
  5.     Úlceras.

Diagnóstico

El correspondiente diagnóstico por tricomoniasis puede confirmarse mediante las muestras de flujo vaginal en las mujeres, y de orina en los hombres.

Además del análisis por cultivo, el diagnóstico también suele depender del análisis de antígenos y la amplificación del ácido nucleico. Estas dos últimas opciones suelen ser las más avanzadas y experimentales, por lo que arrojan resultados mucho más precisos.

Tratamiento

El tratamiento para la tricomoniasis se basa principalmente en el consumo de metronidazol o tinidazol. Las dosis dependen de cada caso en particular, razón por la cual se debe consultar previamente a un médico especializado.

Además, conviene saber que tanto usted como su pareja, deberán seguir el tratamiento indicado, evitando las relaciones sexuales hasta finalizar dicho tratamiento.

Al mismo tiempo, se recomienda evitar la ingesta de alcohol y cambiar los hábitos de higiene. Para finalizar, recuerde que el uso de preservativos durante la actividad sexual será necesario, aunque bien es un tema que debe consultar con su médico de confianza.

Complicaciones

La tricomoniasis tiene la facultad de aumentar el riesgo de propagar otras infecciones. Además, al causar inflamación e irritación genital, compromete la salud de los órganos reproductores y limita la salud sexual del paciente.

Otras complicaciones se relacionan con el embarazo, ya que las mujeres embarazadas con tricomoniasis son propensas a sufrir parto prematuro, arriesgando el peso promedio del bebé y con ello, la salud general.

Prevención

Como medida preventiva, se recomienda el uso del condón al momento de mantener relaciones sexuales. Recuerde que el preservativo le ayudará a reducir el riesgo de contraer o transmitir cualquier tipo de infección de transmisión sexual.

Por lo tanto, si usted padece o cree padecer tricomoniasis consulte inmediatamente a su médico de confianza para tomar el tratamiento adecuado.

En cuanto a la salud sexual, otra medida preventiva es ser sincero con nuestra pareja. Hable sobre su condición y estado de salud antes de mantener actividades sexuales, y recuerde mejorar sus hábitos de higiene.

Conclusión

La tricomoniasis es una infección de transmisión sexual común y curable. Como en la mayoría de los casos resulta una infección asintomática, se aconsejan los chequeos constantes para reducir la transmisión y propagación de la afección.