¿Por qué Tengo las Hormonas Altas en el Embarazo?

 

Incluso antes de saber que hay un bebé en camino, muchas mujeres afirman estar sintiendo los primeros síntomas del embarazo (somnolencia, sensibilidad a los olores, cambios en el estado de ánimo, etc) como parte del ciclo hormonal gestacional.

Esto sucede porque las hormonas tienen un papel fundamental durante el desarrollo de un embarazo. De hecho, durante la gestación, las hormonas son capaces de controlar el desarrollo y bienestar del feto, además de influenciar el correcto funcionamiento de otros órganos esenciales.

¿Qué son las hormonas?

Las hormonas son sustancias químicas que al ser segregadas por  células epiteliales e intersticiales (generalmente localizadas en las glándulas endocrinas), influyen en la función de otras células especializadas.

Así, las hormonas son considerados “mensajeros químicos” necesarios para el desarrollo del metabolismo, la reproducción y el estado de ánimo de una persona.

 

En este grupo también se incluyen a los neurotransmisores y a las feromonas. En los animales y humanos, las hormonas de mayor interés a nivel científico son las que producen las glándulas endocrinas, aun cuando casi todos los órganos del cuerpo son capaces de producir su propia carga hormonal.

Las hormonas y el Embarazo

Desde su descubrimiento, las hormonas han servido para comprender el crecimiento y desarrollo fetal durante el embarazo. Tomemos en cuenta que durante la gestación, una cantidad específica de hormonas están más activas que nunca.

Como dicha carga hormonal influye directamente sobre el funcionamiento de otros órganos, la actividad de estas sustancias prepara el cuerpo de la mujer para un parto (en la medida de lo posible) saludable.

Sin embargo, una cantidad excesiva de hormonas también se traduce en molestias y complicaciones leves y de diferente índole. Estos cambios pueden reflejarse en la piel, el cabello, las uñas, la forma de ciertas partes del cuerpo y el estado de ánimo.

Las hormonas asociadas al embarazo

Durante la embarazo la mujer experimenta cambios físicos y psicológicos a causa de las hormonas gestacionales. En este grupo la hormona folículo estimulante, la gonadotrofina, la progesterona y el estrógeno (sólo por mencionar algunas) juegan un papel fundamental en la consecución y desarrollo de un embarazo. 

La consecuencia de este aumento en la producción de hormonas también modifica la actividad de las glándulas del organismo. La tiroides, por ejemplo, como acelera su función en meses de gestación puede provocar aumento en la frecuencia cardíaca o sudoración excesiva.

Asimismo, cuando un embarazo transcurre con normalidad y no representa un peligro para la salud general de la mujer o del bebé, los niveles de hormonas tienden a normalizarse, por lo que los síntomas comunes desaparecen con el paso del tiempo.

  • Gonadotropina coriónica humana (HCG)

En primer lugar destaca la hormona HCG, y todo es gracias a su particularidad y característica a nivel de reproducción. Esta hormona sólo circula en la sangre cuando una mujer está en estado, de manera que los tests de embarazo están diseñado para detectar su presencia e informar sobre el estado de la mujer.

Su función se basa en suspender la menstruación y estimular la producción de progesterona y estrógeno, lo que a su vez produce efectos secundarios como el vómito y las náuseas.

  • Progesterona

Se produce en los ovarios y en la placenta, por lo que es capaz de preparar al útero para la llegada de un óvulo fecundado. Posterior a la concepción, esta hormona tiende a aumentar significativamente, lo cual explica ciertos cambios físicos durante el período de lactancia materna.

Gracias a ella, un bebé con su propio código genético es capaz de formarse durante 9 meses en el vientre materno sin que ello conlleva al rechazo por parte del organismo.

  • Estrógenos

Durante la gestación, el nivel de estrógeno aumenta significativamente en comparación con cualquier otra etapa de la vida. El resultado se manifiesta a través de cambios en el cuerpo, en la piel y el cabello.  

Asimismo, como los estrógenos disminuyen durante el posparto, significa que nuevamente habrán consecuencias en el estado físico y mental de la mujer.

  • Oxitocina

La oxitocina pondrá en marcha las contracciones del útero para que inicie el proceso de parto. Además, la liberación de la hormona también se asocia con el instinto maternal y la necesidad de proteger al bebé.

  • Prolactina

Esta hormona se origina en la placenta y estimula las glándulas mamarias para la lactancia. La primera succión de bebé en las primeras horas de nacido también contribuye en el aumento de la prolactina, lo  que a su vez significa más leche en el menor tiempo posible.

Cambios físicos durante el embarazo

Dado a la gran carga hormonal durante el embarazo, los cambios físicos que se presentarán durante los próximos 9 meses de gestación se manifiestan de diferente manera.

Además, recordemos que como cada mujer es distinta (debido a las características genéticas de cada una), los cambios físicos y psicológicos no serán iguales para todas.

Sin embargo, en líneas generales, algunos cambios físicos que se presentan durante el embarazo son:

  •       Cambios en la piel y el cabello: Dependiendo de la cantidad de estrógenos en producción, tanto el cabello como la piel se verán más opacos o brillantes.
  •       Cambios en la estructura ósea y en la posición de los órganos: El desarrollo del bebé cambiará la estructura ósea en la nueva madre. Como resultado, las caderas crecerán y los órganos cambiarán de posición, lo que a su vez estimulará la producción de hormonas para aumentar la función de dichos órganos en beneficio del bebé en crecimiento.
  •       Desarrollo de las glándulas mamarias: Si bien algunas mujeres tienen problemas para lactar, es probable que los senos crezcan como consecuencia del desarrollo de las glándulas mamarias.

Cambios psicológicos durante el embarazo

Los cambios psicológicos se manifiestan a través del estado de ánimo de cada mujer en particular. Es común sentir susceptibilidad y sensibilidad ante determinadas circunstancias o temas en específico, incluso cuando estos son de carácter común.

A su vez, cabe destacar que una alteración en el proceso hormonal durante la gestación podría traer consecuencias contraproducentes a largo plazo. De esta manera, habla de depresión postparto cuando existe un desequilibrio hormonal significativo en la mujer.

Por consiguiente, podemos concluir que la correcta producción de hormonas durante el embarazo es necesaria tanto para la salud de la madre, como para la del bebé en camino.

 

También Debes Leer  ¿Porque Salen Manchas en la Piel Durante el Embarazo y como Aclararlas?