¿Qué es mejor con una muela fracturada, endodoncia o extracción?

 

Cuando una muela se fractura o presenta infecciones, los odontólogos suelen recurrir a la endodoncia o a la extracción para solucionar el problema. Es así como mediante la opinión profesional el paciente muchas veces puede elegir entre un procedimiento u otro para mejorar su situación bucodental. 

Sin embargo, no hablamos de una decisión sencilla. Habrá que considerar las condiciones del caso y tomar en cuenta nuestro presupuesto. La comunicación con nuestro dentista es clave, pues el profesional debe presentar soluciones viables para tomar una decisión inteligente en base a ello.  

¿Cuándo es posible salvar una pieza dental?

Se recurre a la endodoncia cuando la pulpa dental está dañada o en su defecto, muerta. La pulpa es la capa interna de la pieza dental que se encarga de aportar flujo sanguíneo. Un tejido blando que, a causa de una carie profunda, puede generar infecciones, inflamaciones o la muerte del tejido conectivo. 

Si no existe un daño profundo, el dentista puede recurrir a la endodoncia para eliminar las bacterias e infecciones, y salvar la pulpa de la pieza afectada. Sin embargo, en situaciones de mayor gravedad resulta imposible conservar la pieza dental.

En otras palabras, la posibilidad de salvar un diente o una muela dependerá de la gravedad del caso. Por lo tanto, en situación de caries profundas y muerte total de la pulpa dental, el profesional procederá a extraer la pieza para evitar complicaciones mayores a largo plazo.

Endodoncia: Procedimiento y recomendaciones 

El procedimiento de endodoncia suele ser bastante sencillo para un especialista. Después de aplicar la anestesia, el dentista procede a realizar una incisión para retirar la pulpa afectada

Una vez se elimina la pulpa, se limpian la cámara pulpar de la pieza dental y luego se rellenan con un sellador dental para sustituir la pulpa dañada. Al finalizar esta primera etapa, los dentistas suelen recurrir al uso de coronas para restaurar la apariencia y la fortaleza del diente.  

Después del tratamiento será necesario seguir una serie de recomendaciones. En primer lugar, es importante aclarar que es normal sentir molestias durante los primeros días. 

El dolor puede ser leve, agudo o punzante dependiendo de la gravedad del caso. Para aliviar el dolor el dentista recomendará una analgésico leve. Pero, si el dolor persiste, será necesario visitar nuevamente al dentista para una revisión detallada.

Razones para una endodoncia

 

  • Caries y dolor constante: Las caries y el dolor constante son motivos suficientes para acudir al odontólogo. Además, si presentamos problemas recurrentes y agudos, es importante remover la carie lo antes posibles antes de que las bacterias o la infección destruyan por completo la pieza dental. 
  • Fractura de la corona: Los traumas o golpes suelen fracturar y cambiar el color de las piezas dentales. En estos estos, el especialista evaluará si vale la pena aplicar el tratamiento de endodoncia. 
  • Fístulas o infección: Dependiendo del grado de afección, se realizará el tratamiento correspondiente. 

 

También Debes Leer  【Porque me Huele el Aliento si me Lavo los Dientes】

Extracción dental: Procedimiento y recomendaciones

La extracción, como su nombre lo indica, consiste en extraer la pieza dental afectada. Para hacerlo, el dentista anestesia la zona para que usted no sienta molestias durante el procedimiento.  

Luego, con ayuda de herramientas odontológicas, se afloja la pieza y se extrae meticulosamente con ayuda de fórceps dentales. Hecho esto, el especialista recomendará morder una gasa durante 45 minutos para evitar hemorragias.   

Por lo general el especialista también recomienda evitar succionar la herida. Asimismo, aconsejará consumir alimentos suaves y frescos para reducir la posibilidad de irritación o infecciones en la zona. 

Al cabo de un par de días podrá recuperar su dieta regular y una vez pasen alrededor de dos semanas, notará como el proceso de cicatrización ha finalizado con éxito.   

Razones para extraer una pieza dental 

  • Destrucción dental: Si la destrucción es severa y compromete a la pulpa, las posibilidades de recuperación son bajas. Por lo tanto, será necesario extraer la pieza. 
  • Patologías severas: Cuando existe disminución del hueso a causa de una patología progresiva, la única alternativa posible es la extracción. 
  • Infección dental: Si un tratamiento endodóntico fracasa a causa de una infección severa, será necesario recurrir a la extracción de la pieza. 
  • Falta de presupuesto: Cuando no existe presupuesto para una endodoncia, la única opción viable es la extracción de la pieza para evitar infecciones persistentes que podrían ser perjudiciales para la salud. 

Entonces… ¿Endodoncia o extracción? 

Para acertar en la toma de decisiones, hay que tomar en cuenta los 3 factores principales que sustentan este debate: 

 

  • Diagnóstico: Todo parte del diagnóstico, ya que todo depende de la gravedad del caso. Si el trauma es severo y compromete la mayor parte de la estructura dental, será necesario extraer la pieza. 

 

También Debes Leer  ¿Qué es la Amelogénesis Imperfecta? Diagnóstico y tratamiento

Si después de una endodoncia la infección continúa, las probabilidades de salvar el órgano dental son muy bajas. Por lo tanto, la extracción sería la opción más favorable. 

 

  • Presupuesto: El presupuesto siempre será un factor influyente. Si bien una extracción suele ser más económica, también hay que considerar las ventajas de la endodoncia en caso de tener presupuesto para realizarla. Si la pieza puede conservarse y usted cuenta con el dinero suficiente para cubrir los gastos del procedimiento, considere la endodoncia como solución a su problema. 
  • Alternativas: Si se decide por la extracción o la endodoncia no funciona, existen alternativas que pueden ayudarle a recuperar su estética bucodental. Puede considerar incluir los implantes dentales (fijos o removibles) en su presupuesto como solución final a su problema. 

 

También Debes Leer  ¿Qué Tipos de Blanqueamientos Dentales Existen?

En resumen, la decisión del caso depende estrictamente de las condiciones de salud y del presupuesto disponible. Comuníquese abiertamente con su odontólogo de confianza para debatir el caso y tomar la decisión más inteligente y razonable para usted.