Saltar al contenido

¿Por qué colocarse un implante dental cuando faltan uno o varios dientes?

Aunque a día de hoy los dentistas hacen todo lo posible por conservar los dientes naturales de los pacientes hay veces que, por diferentes y diversos motivos, esto no es posible. Cuando se pierden uno o varios dientes se producen alteraciones estéticas y funcionales que afectan en mayor o menor medida a quien lo sufre.

Ante esta situación, existen varias formas de reponer los dientes perdidos. A continuación explicaremos con mayor detalle en qué consisten cada una de ellas.

  • La prótesis removible de toda la vida. Se trata de un dispositivo que, después de obtener unos modelos de la boca del paciente, se hace a medida en función del estado de la boca de cada uno. Esta prótesis suele ser la solución más económica, pero lo cierto es que no es la más cómoda. Las prótesis removibles, como su propio nombre indica, deben retirarse para limpiarlas después de cada comida. Además, lo ideal es quitarse la prótesis removible para dormir, dando un descanso a los dientes y encía que la sujetan a lo largo del día. Con el paso del tiempo, esta prótesis se desajusta ya que se modifican la encía, el hueso y, muchas veces, los dientes que la sujetan, por lo que será necesario adaptarla o, incluso, hacer una nueva.
  • El puente sobre dientes. Se trata de un dispositivo fijo que se coloca sobre un mínimo de dos dientes (pilares) para reponer el diente ausente (puente). A pesar de que estos puentes tienen la ventaja de ser fijos, su principal desventaja es que para poder colocarlos es imprescindible desgastar ligeramente los dientes sobre los que va a ir sujeto el puente. Esto hace que para colocar puentes sobre dientes haya que dañar, en muchas ocasiones, dientes sanos que con otras soluciones no sufrirían. Además, si no se hace una buena planificación y el puente dental es demasiado largo, puede terminar por romperse generando la pérdida de los dientes que lo sujetan.
  • Los implantes dentales. Son unos dispositivos que sustituyen a la raíz o raíces de uno o varios dientes perdidos, de manera que se colocan, siempre y cuando el hueso disponible sea el adecuado, sin dañar los dientes adyacentes. Posteriormente, al implante se le coloca una corona con la forma y el color del diente perdido, de manera que el paciente va a recuperar la estética y la función.
También Debes Leer  Costes y marcas de implantes dentales

Sin embargo, para poder colocar implantes dentales, además de que el hueso disponible sea el adecuado, es necesario conocer todos los datos de salud y hábitos perjudiciales del paciente. Hay ciertas enfermedades y medicaciones habituales de los pacientes que muchas veces contraindican la colocación de los implantes dentales. Otro factor de riesgo para la colocación de implantes dentales es, por ejemplo, el tabaco, ya que pacientes que fuman una gran cantidad de cigarrillos al día (se habla den más de diez cigarrillos al día en la literatura científica) podrían llegar a perder implantes dentales.

prótesis-puentes-implantes

En cualquier caso, siempre que las condiciones del paciente lo permitan, la colocación de implantes dentales para reponer los dientes perdidos es un tratamiento predecible que ha evolucionado mucho desde sus orígenes. Actualmente, ya nadie puede dudar de que la utilización de implantes dentales en la rehabilitación oral es la opción terapéutica más ergonómica, predecible y duradera que podemos utilizar para reemplazar uno o varios dientes que se han perdido.

También Debes Leer  ¿Qué es mejor con una muela fracturada, endodoncia o extracción?

Existen muchas razones para elegir la colocación de implantes dentales para recuperar un diente perdido A continuación encontraréis las principales ventajas de los implantes dentales frente a otros tratamientos:

  1. Los implantes dentales son, sin lugar a dudas, la mejor alternativa para reponer un diente ausente en la mayoría de los casos, ya que son la restauración más similar a un diente natural.
  2. Para colocar los implantes dentales, a diferencia de lo que ocurre cuando se realizan otro tipo de tratamientos para reponer dientes ausentes, no hay que dañar los dientes adyacentes al espacio edéntulo.
  3. Los implantes dentales permiten recuperar la estética y la función que están alteradas en los pacientes que han perdido uno o varios dientes.
  4. Cuando falta un diente, los dientes de alrededor van a moverse y a descolocarse, ya que tienden a desplazarse hacia el hueco que deja el diente perdido. La colocación de un implante dental va a impedir que los dientes de alrededor se muevan y se descoloquen.

Sabemos que, según los datos del último Libro Blanco del Consejo General de Colegios de Dentistas de España, un 21% de los pacientes no acuden a la consulta dental por una limitación económica. Es por ello que, para muchos pacientes, acudir al dentista y realizarse ciertos tratamientos más costosos, como es el caso de los implantes dentales, supone un gran esfuerzo. Sin embargo, podemos garantizar que, siempre y cuando el diagnóstico, la planificación y la ejecución del tratamiento sean las adecuadas, los implantes dentales son un tratamiento en el que merece la pena invertir ya que, a largo plazo, los implantes dentales mejoran enormemente la calidad de vida de los pacientes.

También Debes Leer  La importancia de un buen profesional en la higiene bucodental

No debemos olvidar que la realización de extracciones para colocar implantes dentales ha de ser siempre la última opción de tratamiento. El mantenimiento de los dientes naturales bien sea mediante tratamiento endodóntico, periodontal, prostodóncico y/o conservador, debe ser siempre el primer objetivo terapéutico. Sólo cuando no sea posible realizar estos tratamientos o cuando los dientes tengan un mal pronóstico a corto plazo se deberá optar por el tratamiento con implantes dentales.

Finalmente, es necesario insistir en la importancia del mantenimiento a largo plazo de los implantes dentales. Para mantener en buen estado los implantes dentales es importante la correcta higiene en casa, idealmente con cepillo dental tres veces al día y con métodos de higiene auxiliares como el hilo dental o el irrigador. Además, igual que se hacen revisiones periódicas en el dentista de los dientes naturales, han de hacerse revisiones de los implantes dentales con la periodicidad indicada por el dentista en cada caso concreto. Una mala higiene de los implantes así como el descuido de los mismos, podría producir problemas como inflamaciones o infecciones.

Inés González

Clínica dental González Conde